El Gobierno del PSOE y sus socios parlamentarios han procedido a cerrar la Comisión Parlamentaria de Investigación del 11-M. Es evidente que los trabajos de esta Comisión no han servido, como los ciudadanos deseábamos, para arrojar una luz definitiva sobre el más dramático atentado de nuestra historia.

 

Y ello porque las fuerzas parlamentarias no querían averiguar la verdad, sino intentar apuntalar cada una su particular verdad. El Partido Popular tenía como objetivo demostrar que, por parte del PSOE, existió una utilización de estos crímenes para lograr la victoria electoral, aprovechándose de la enorme conmoción popular. El Partido Socialista y sus socios perseguían acreditar que el PP mintió en esos días, que el ejecutivo ocultó los indicios disponibles sobre la autoría o, cuando menos, dosificó convenientemente la información al servicio de sus intereses electorales. Es más que probable que sean verdad ambas cosas y que, como decíamos en esta misma web en los momentos posteriores al atentado, mientras España entera estaba rota por el dolor, las frías calculadoras funcionasen intensamente tanto en Génova como en Ferraz.

 

Pero, más allá de intentar reforzar estas versiones sobre los comportamientos partidistas que se produjeron entre el 11 y el 14 de marzo de 2004, ningún partido ha centrado sus esfuerzos, con seriedad, con rigor y con honradez, en conocer qué hubo detrás de esta acción terrorista, qué errores se cometieron y qué medidas han de adoptarse para evitar que se repita un hecho semejante.

Leer más...

Tras el reciente veto del Senado a la ley aprobada en el Congreso de los Diputados sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo y la posterior ratificación por parte de éste, en tercera lectura, de la misma ley, podríamos preguntarnos de manera sencilla ¿para qué sirve el Senado?, si la última palabra en la aprobación de las leyes las tiene el Congreso y lo único que puede hacer la Cámara Alta, en caso de discrepancia, es retrasar el tiempo de entrada en vigor de aquellas.

En una democracia imperfecta como la nuestra, donde el excesivo poder de los partidos políticos y la agobiante burocracia, acompañados por una prensa servil y  un Poder Judicial controlado por el Ejecutivo de turno (léase por los partidos políticos), han acabado por cerrar los espacios de participación ciudadana que suponen los pilares fundamentales de todo sistema democrático, el hecho de que exista un órgano del Estado (nada menos que la segunda cámara del Poder Legislativo) de tan evidente inutilidad, no deja de ser significativo del nivel de degradación política que hemos alcanzado.

Leer más...

Si el buen criterio no acaba imponiéndose, cosa que en la maltrecha España actual es harto difícil, la mayoría socialista-comunista-independentista imperante en Las Cortes Españolas aprobará el nuevo estatuto catalán, aunque maquillando el texto remitido por el parlamento regional del Principado.

Culminará así un proyecto tanto tiempo anhelado por los irredentos nacionalistas catalanes, primero CiU y ahora ERC, pero que se había pospuesto hasta encontrar las condiciones idóneas, que parecen darse ahora. En efecto, desde la transición política y el advenimiento del estado de las autonomías, los grupos separatistas, unos con piel de lobo y otros de cordero, no han cejado en su empeño de dar pasos seguros dirigidos a la ruptura de la Unidad Nacional y a la quiebra de la solidaridad entre los españoles. La diferencia es que ahora, en un hecho sin precedentes en nuestra reciente historia, gozan para tal felonía del apoyo del Presidente del Gobierno de la Nación y de su partido, que precisamente habrían de ser los que con más ahínco defendiesen la Unidad de España.

Leer más...

La acuciante y pertinaz sequía instalada en la mayor parte de nuestro País, que ha llevado incluso a restringir el agua de consumo doméstico, indispensable para vivir con dignidad, en importantes zonas urbanas pone de manifiesto, una vez más, la necesidad de implementar políticas generales de integración nacional siguiendo la dirección contraria a la que está empleado el gobierno de la Nación, estimulado en tal nefasta tarea por varios gobiernos regionales.

No es de recibo que mientras el tercio norte y húmedo de la Península Ibérica dispone de enormes recursos hídricos que van, en su mayoría, a parar al mar, los ciudadanos del resto de la Nación estén pendientes de los partes meteorológicos para ver si llega la ansiada agua, indispensable para el desarrollo humano.

Leer más...

Con la pregunta ¿Cómo financiar el Desarrollo Internacional?, por título, se ha desarrollado en Madrid un seminario internacional para debatir nuevas propuestas de financiación del desarrollo. Entre los ponentes de este seminario, organizado por la Coordinadora española de ONG para el Desarrollo, destacan Jacques Cossart, inspector fiscal, miembro del consejo científico de ATTAC Francia, e integrante del equipo redactor del Informe Landau sobre Nuevas Contribuciones Financieras Internacionales; así como representantes de los gobiernos de Francia, Brasil, España y miembros de de destacadas organizaciones no gubernamentales.

Este debate surge en un momento en que Francia ha aprobado la medida de establecer un impuesto en los pasajes aéreos locales para financiar programas de salud en África y a las puertas de la conferencia de París sobre Mecanismos Innovadores de Financiación al Desarrollo organizada por el presidente francés y en la que participarán ministros de otros ochenta países, representantes de organizaciones internacionales y de la sociedad civil.

Leer más...