Más allá de la victoria global del PPE, o de la ajustada victoria del PSOE en nuestro país, no cabe esta vez ni la más mínima duda de que la gran triunfadora de las últimas elecciones al Parlamento Europeo ha sido la abstención, con porcentajes abrumadores. Los europeos que no han votado han superado, con creces, al conjunto de los que sí han votado a cualquiera de las opciones. Si tenemos en cuenta, además, que, entre tales opciones, existen algunas candidaturas de euroescépticos y numerosos movimientos políticos alternativos, como es nuestro caso, la conclusión no puede ser más clara. La falta de participación ha sido la nota más destacada, incluso, en aquellos países que acaban de ingresar en la Unión Europea, en cuyos electores tampoco ha despertado entusiasmo alguno la elección de un parlamento que está vacío, en buena medida, de contenido real.

 

Leer más...

En más de una ocasión hemos oído al Presidente Rodríguez Zapatero y a distintos miembros del actual ejecutivo afirmar, para justificar la retirada española de Iraq, que no se pueden tomar decisiones en contra del sentir mayoritario de los ciudadanos, aludiendo a la postura de apoyo a la intervención militar norteamericana por parte del Gobierno Aznar. ¿Es coherente ahora que Zapatero y sus ministros estén dispuestos a acercarse a las tesis marroquíes sobre el Sahara, en abierta contradicción con la opinión pública española?

El primer Gobierno de Juan Carlos de Borbón abandonó a su suerte a la población del Sahara, que sufrió la ocupación militar por parte de Marruecos. La ONU apostaba por una descolonización ordenada, reconociendo el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui, pero las autoridades españolas hicieron una auténtica dejación de su responsabilidad, dejando de facto a los saharauis bajo dominio marroquí.

Leer más...

Cada día cientos de niños afeminados, delicados, educados o simplemente desafortunados sufren en los patios de los colegios y en las plazas de las ciudades y pueblos de España que muchos de sus compañeros les llamen maricones.

Y nada va a cambiar para ellos con esta Ley, porque ZP no hace frente al problema real de la homofobia y la discriminación por razón de orientación sexual sino que busca el fácil rédito político que dan las medidas efectistas y gratuitas. Antes que abrir el complejo debate de cómo hacer frente a una realidad social a la que no ha sabido enfrentarse aún ninguno de los países que nos rodea, el Presidente Dialogante ha preferido cerrarlo a golpe de ley.

Leer más...

Nos estaríamos fallando a nosotros mismos si no dejásemos todo por colocarnos detrás de la pancarta de los trabajadores de los astilleros de Izar. Negaríamos nuestros principios si no nos olvidásemos de toda afiliación política y sindical para compartir asfalto y aliento con nuestros compañeros de los astilleros de Izar de Sevilla, la Naval de Sestao en Vizcaya, San Fernando de Cádiz, Gijón o Manises en Valencia.

Nuestro pasado y presente, ligado siempre a la España trabajadora, desaparecería si nuestras manos obreras no sujetasen esa pancarta de la dignidad. Romperíamos nuestra palabra si la reivindicación de los trabajadores de Izar no fuera también la nuestra.

Leer más...

Dicen algunos analistas: con el triunfo de G.W. Bush gana la América profunda, la que se mueve y conmueve con la trilogia "Iglesia, Bandera, Familia".

La otra, dicen los sesudos analistas, es la América liberal, escéptica, intelectual y europea. Es decir, John Kerry, el multimillonario aposentado en el barrio más lujoso de Bostón.

Los dos candidatos presidenciales en las últimas elecciones USA estaban muy bien representados por dos personas del mundo cinematográfico: Mell Gibson (republicano) y Michael Moore (demócrata).

Leer más...