Si FA estuviese en el Parlamento...

¿Qué ocurriría si Falange Auténtica estuviese en el Parlamento?

Cuando asoma en el horizonte el año 2007, ponemos en marcha esta nueva sección, Si Falange Auténtica estuviera en el Parlamento…, en la que intentaremos ir mostrando lo que podrían ser algunas de nuestras actuaciones en el caso de obtener representación parlamentaria.

 

Aunque Falange Auténtica cuenta hoy con presencia institucional en Ayuntamientos españoles, carece aún de representación en el Congreso y el Senado.

FA es un grupo político joven, fundado hace tan solo cuatro años, que sólo tuvo oportunidad de concurrir a unas únicas elecciones generales, las de marzo de 2004, marcadas por la conmoción que siguió al 11-M. El tremendo impacto que provocó en la opinión pública el más sangriento atentado de nuestra historia se tradujo en una evidente bipolarización, que acrecentó, aún más si cabe, la dificultad que ya de por sí tiene cualquier discurso alternativo para abrirse paso en el círculo cerrado que conforman los macropartidos dominantes, los medios de comunicación afines a los mismos y los poderes económicos que sustentan a ambos.

 

Por eso queremos poner de manifiesto que nuestro papel en las Cortes sería muy distinto al de los partidos al uso y que quienes se acerquen a esta web comprueben que puede haber una voz distinta que les represente realmente. Y quién sabe si quizá eso contribuya a que vayan perdiendo el miedo a salirse del guión establecido sobre un voto útil que a la postre nunca es tal.

Leer más...

Una banda de asesinos lleva cuatro décadas sembrando el terror en España, con casi un millar de muertos a sus espaldas y dejando un rastro de sufrimiento que afectará ya para siempre a muchas familias.

 

En paralelo a su actividad criminal, ETA generó un entramado en el que ha venido utilizando la legalidad vigente para adoptar la apariencia de asociaciones juveniles, culturales, vecinales, empresas, medios de comunicación e incluso partidos políticos para financiarse, para utilizarlos como altavoces y para abrir otros frentes de lucha en la sociedad.

 

Recientemente, con ocasión del último atentado que causó la muerte de dos personas, por descontado ninguno de esos pseudopartidos instrumentales –ni la supuestamente ilegalizada pero en la práctica consentida Batasuna, ni el parlamentario EHAK-PCTV- condenaron ese crimen.

 

Rápidamente el gobierno y sus aliados han decidido tomar cartas en el asunto y han acordado por unanimidad que hay que establecer un cordón sanitario y bloquear las propuestas que vengan de un determinado partido. ¿De Batasuna? ¿del PCTV?... No: del Partido Popular.

Todos los grupos del parlamento nacional están de acuerdo -y así lo han anunciado públicamente- en que cualquier propuesta que haga el PP en materia antiterrorista ni siquiera será debatida en las cámaras.

 

No tenemos la menor simpatía –lo expresamos y lo demostramos día a día- por el PP. Nos sentimos tremendamente lejanos de su ideología conservadora, derechista, neoliberal, y de la mayor parte de sus formulaciones políticas. Pero, si Falange Auténtica estuviera en el parlamento, no sería nunca cómplice de un comportamiento de ese tipo, de realizar un bloqueo antidemocrático para que ni siquiera puedan debatirse las legítimas propuestas de un grupo político.

Leer más...

Si Falange Auténtica estuviera en el Parlamento, hubiera formulado oficialmente al Ministro del Interior y/o al de Justicia varias preguntas concretas en relación con la excarcelación del terrorista José Ignacio de Juana Chaos.

Al esgrimir -entre los cambiantes argumentos gubernamentales- razones humanitarias, derivadas del estado de salud del penado, el ejecutivo olvida un hecho clave y es que ese estado no es sobrevenido por causas naturales, sino deliberadamente buscado por el propio delincuente. Y olvida, además, que éste había echado un pulso público al Estado diciendo que no abandonaría la huelga de hambre si no se le ponía en libertad, lo que hacía aún más desaconsejable una cesión como ésta, que debilita al Estado de Derecho y lo pone a merced de futuros chantajes.

 

Respecto a este caso, que –como decíamos en un reciente editorial- ha sentado un gravísimo precedente, querríamos que el Gobierno nos aclarase al menos tres cuestiones:

 

- El auto del Juez de Vigilancia Penitenciaria asegura que "el interno se encuentra clasificado en segundo grado de tratamiento con un régimen de flexibilización del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario por estrictas razones sanitarias derivadas del estado de salud en el que se encuentra, producido por una actitud de huelga de hambre que, según informes médicos, incluso con alimentación forzosa, puede provocar lesiones orgánicas irreversibles que incluso podrían producirle la muerte súbita. Si las medidas de flexibilización del artículo 100.2 se deben en el presente caso a "estrictas razones de salud y a los riesgos existentes, en caso de que el penado -que ha vuelto a alimentarse con normalidad- se reponga, desapareciendo esos peligros, ¿se le repondrá entonces al segundo grado normal, sin medida de flexibilización alguna?

Leer más...