Colaboraciones

Artículos de opinión

Por Mendelevio.

La presidencia de Donald Trump es un hecho a analizar con más rigor que el aplauso incondicional de la extrema derecha eurófoba o del rechazo visceral de toda la izquierda del caviar. Podemos extraer lecciones, debemos preparar respuestas.

La posibilidad que un “outsider” político, con mucho menos dinero para la campaña que su rival y con toda la prensa en contra pueda ganar, abre la puerta a que otros lo podamos hacer. La política se ha democratizado al reducirse el peso de los “mass media” o los grandes grupos financieros y aumentar el peso de las redes sociales y de los voluntarios.

Leer más...

por José Luis Muñoz Azpiri
(Buenos Aires. Argentina)

“Todo lo que es exagerado es insignificante.”
Charles Maurice de Talleyrand

La Argentina es un país de extremos, en un suspiro pasamos de desmantelar el monumento a Colón a pedirle disculpas al abdicado Rey (ya en Retiro Efectivo) por declarar la independencia en el exacto día que se conmemoraba el bicentenario de su nacimiento como nación independiente. Un país que sin solución de continuidad viró de un altisonante y provocador antiimperialismo de sobremesa a un realismo y pragmatismo que suena más a la resignación de la derrota o la conveniencia colaboracionista de los traidores y perduellis, que en estas pampas solemos denominar como "cipayos". No obstante, se porfía sin solución de continuidad, en recitar el mantra de la Leyenda Negra, acompañado por carnestolendas de supuestos integrantes y representantes de los "pueblos originarios" que han surgido en las últimas décadas como una lluvia de meteoritos, por su número y por su súbita aparición en una sociedad donde siempre se los consideró "criollos".

Esta novedosa etimología fantástica que últimamente de impone con singular rigor, nos tiene particularmente hartos. La definición “políticamente correcta” de “pueblos originarios, implica un contrasentido,dado que según los iletrados que la utilizan (que van desde las más altas magistraturas hasta los militantes del común), aborigen significaría “sin origen”. Ab es preposición latina que significa “desde”, es decir, aborigen es el que está desde los orígenes, ya sean habitantes, plantas o animales. Las llamas eran aborígenes, pero las vacas no, por ejemplo.

Cartel aparecido en las redes sociales contra el 12 de octubre, dia de la Hispanidad

Leer más...

¿Es este el modelo social que queremos?

Llevamos unos años de “crisis económica”. Hasta entonces, fuimos muy pocos los detractores de este Sistema que adolece de Justicia e Igualdad entre todos los Españoles. La crisis, ha hecho que los escándalos de corrupción se sucedan, salpicados entre todos los partidos que han gobernado, tanto en el Estado como en las comunidades autónomas, como un auténtico efecto dominó, tú te chivas, yo también. Hoy podemos comprobar que el germen de insolidaridad y falta de sentido común y criterio equitativo estaba latente.

Leer más...

Pese a las superficiales concomitancias que algunos quieren ver, o que puedan existir en algún posicionamiento estratégico particular, lo cierto es que existe una incompatibilidad radical entre el pensamiento del fundador de la Falange y la corriente conocida como Nueva Derecha Europea, presente en diversos países de nuestro continente y que no acaba de echar raíces en nuestra patria.

Cuando nos preguntamos acerca del porqué de esa resistencia española al movimiento paneuropeo, tan fuerte en países como Alemania, Francia o Austria, y que, en su versión populista, podría nutrir de argumentos a una ultraderecha hoy día raquítica e irrelevante en nuestro país, nos topamos de bruces con una tradición igualitaria constitutiva del ser español. Esto encantará a posibles censores identitarios, pues podría ser entendido como la afirmación de un rasgo de nuestra “identidad”, aunque ésta consista cabalmente en la negación de la preeminencia de las identidades: la personalidad española se forjó en la convivencia de razas y culturas diversas, en la fusión de lo heterogéneo, en la mezcla y el mestizaje. En España, más que en otras naciones, resulta complicado encontrar linajes impolutos.

Leer más...

El cambio del modelo social y el advenimiento de nuevas costumbres derivadas del esquema de producción postmoderno, han tenido como consecuencia, por necesidad -que no libertad- en la mayoría de los casos, que en las familias tengan que trabajar fuera de casa ambos cónyuges. Esto conlleva unas formas sociales, y de socialización de los niños, que acompañadas por la masiva implementación de las nuevas tecnologías, está generando unas formas cada vez más alejadas de los controles familiares y las instrucciones educativas. Las personas dejan de ser modeladas por los entornos familiares y pasan a ser socializadas por corporaciones económicas al servicio de los intereses espurios de grupos empresariales de dimensiones impensables. Y si esto pasa con los jóvenes, por la falta imperiosa de tiempo de sus padres para estar con ellos, otro tanto ocurre a los hijos, a las parejas, con sus mayores. Y esta es la sociedad que estamos construyendo.

Leer más...