Por Mendelevio

En estos meses de vorágine electoral, con las apelaciones al voto útil, y llamadas a salvar a  la Patria o a las libertades y derechos votando a izquierda y derecha, planteamos si tienen sentido la existencia de organizaciones como la nuestra, sin opción a medio plazo de entrar en las instituciones. Adelanto la conclusión en la introducción, la respuesta es SÍ.

El mensaje de Falange Auténtica es hoy más necesario que nunca, frente al discurso de VOX sobre el peligro de muerte de la nación española. Este discurso tiene un fondo de verdad, el golpismo separatista con la complicidad del PSC-PSOE y con la cobardía del PP ha llegado a poner en peligro la integridad de España, esto es indudable, y la acusación popular ejercida por Javier Ortega es impagable. Pero el golpismo separatista no es el único problema de la vertebración de España, y el 155 no es la única solución. Hay un gran desafecto a la idea de España fuera de Cataluña y el País Vasco, sentimientos alentados de forma irresponsable o traidora por la izquierda, que manifiesta odiar todo lo español, desde su historia, a sus símbolos, pasando por jalear todos los nacionalismos etnicistas rancios. El unir la bandera de la unidad nacional a modelos económicos y sociales neoliberales crea sentimientos de desafecto a la Patria española en los grupos más desfavorecidos.  Aquí donde es necesario, imprescindible, el mensaje de <FA>, dejar claro que Unidad de España no es sinónimo de desmantelar la sanidad y la educación pública, de una fiscalidad regresiva… Sino lo contrario, no hay Patria sin Justicia Social, y más allá, no hay Justicia Social sin Patria (“sólo los ricos pueden permitirse el lujo de no tener Patria”). Los falangistas auténticos agitamos una bandera clara, no hay que elegir entre Unidad Nacional y Solidaridad, porque están unidas y son inseparables.

Las opciones extraparlamentarias no son inútiles, por ejemplo la mera existencia de VOX, aún cuando no se cumplieran las previsiones y no consiguiera entrar en el parlamento, ha condicionado la propaganda y los mensajes del PP, Cs e incluso el PSOE en lo referente al golpismo separatista catalán y a las cesiones de competencias estatales a gobiernos autonómicos controlados por nacionalistas desleales a España.  Los ecologistas han obligado a  incluir en las agendas de todos los partidos parte de sus propuestas, incluso han influido en muchas empresas, en los productos que ofertan y en su forma de producir. Incluso el auge del PACMA obliga a la izquierda a posicionarse en temas, como la caza y los toros, que de rebote alimentan a VOX. La existencia de <FA> es imprescindible para mantener la existencia de unos principios innegociables, si los partidos que piden el voto con la excusa de defenderlos, se venden por unas parcelas de poder, ahí estaremos nosotros para denunciarlos. Hoy más que nunca nuestras banderas son necesarias.

Expertos en motivación felicitan a los partidos con representación municipal de Algeciras por la adopción de lo que nos han vendido como medidas ejemplares

El pleno del ayuntamiento de Algeciras aprueba, por unanimidad y con el consenso de todos los grupos con representación municipal, pagar un plus de 500 euros a los funcionarios que faltan a su trabajo, para que no lo hagan, claro está. La duda que nos asalta es… ¿si continúan faltando a su trabajo, habrá un nuevo plus…? Porque si es así, ¿en qué lógica cabe ir a trabajar cuando te aumentan el sueldo si NO VAS a trabajar?

En Falange Auténtica nos preguntamos, ¿qué cara se les ha quedado a los que van a trabajar todos los días?

Leer más...

Por Mendelevio

Penoso, doctor Sánchez. Otra reforma educativa sin consenso, impuesta por una mayoría parlamentaria efímera, exigua y en este caso precaria. LODE, LOGSE, LOCE, LOE, LOMCE y ahora ésta. Qué disparate, qué despilfarro de recursos, qué poca vergüenza, someter al sistema educativo a un nuevo cambio que durará lo que dure la legislatura.

Anuncia como medida estrella “planes individualizados para los repetidores”. ¿eso es todo? Quieren solucionar los problemas educativos con más burocracia, más informes, más papelo… porque eso es lo que realmente es eso de los “planes individualizados para los repetidores”…Si realmente quieren un tratamiento individualizado para los repetidores, los alumnos con necesidades educativas especiales, los superdotados… disminuyan la ratio profesor/alumno (el número de alumnos por aula) y la carga lectiva de los docentes, para que realmente puedan dar ese tratamiento… Pero eso cuesta dinero, y más caro que hacer anuncios rimbombantes que realmente sólo suponen un nuevo papel, un informe más, más burocracia y menos trato personal, que se hace con personas no con papeles. Si repetimos tanto la palabra papel, es para dejar patente que no hay nadie más antiecológico,  que hayan hecho derrochar más árboles en papeleo, que los reformadores educativos de los últimos 35 años.

Leer más...

Por Mendelevio.

Políticos hasta en la sopa. No solo porque sean omnipresentes en telediarios y prensa, sino porque se infiltran y parasitan todo lo que tocan. Les vimos copar cargos en las Cajas de Ahorro hasta que las quebraron. Cobraron buenos sueldos, dietas y jubilaciones sin tener ningún conocimiento técnico que lo justificara. No lo decimos los falangistas de <fa>, lo dijeron ellos en los juicios que siguieron a las quiebras que provocaron. Con descaro un exconsejero de Bankia declaró que no tenía conocimientos financieros o contables porque su profesión era la de "maestro de primaria". En esta concepción de los puestos en los consejos de administración como canonjías o jubilaciones de oro participaron PP, PSOE, CiU, PNV, IU… Hasta el ahora doctor en economía Pedro Sánchez hizo sus pintitos en Caja Madrid, y no por sus magros conocimientos financieros, sino por tener el carnet del PSOE.

Los conocimientos técnicos de la mayor parte de nuestros políticos no avalan los puestos que ocupan o han ocupado en las grandes compañías eléctricas, como Aznar en Endesa o Felipe González en Gas Natural. Han justificado sus contratos y sueldos por su agenda, lo que nos suena a tráfico de influencias o pago por los servicios prestados vía BOE a cargo del consumidor. El penúltimo enchufado es el caso de Juan Ávila. Exalcalde socialista de Cuenca colocado por el director de Red Eléctrica Española, el también socialista Jordi Sevilla. Se le creó un cargo, el departamento de Innovación Social, para que pueda justificar su sueldo tras dejar el puesto de secretario general de la Federación Española de Municipios y Provincias. El caso es seguir viviendo de cargos públicos o en empresas estatales. Licenciado en ciencias económicas, según la Wikipedia lleva viviendo de la política desde 1993, desde los 26 años. No le avalan conocimientos técnicos ni experiencia laboral en el sector eléctrico, sólo un carnet…

El precio de esta concepción de la política como reparto de prebendas o agencia de colocación, lo pagamos todos. De forma directa con unos abultados sueldos a cargos muchas veces innecesarios y de forma indirecta por su más que deficiente gestión.

Desde <fa> luchamos para que no salga gratis el enchufismo. Ayúdanos a denunciar estas tomaduras de pelo tan burdas.

Por Mendelevio.

La Unión Europea, el Gobierno de España y diversos ayuntamientos persiguen, criminalizan, penalizan y estigmatizan a los dueños y usuarios de vehículos diésel. Son asaeteados con subidas de impuestos, restricciones de circulación… una autentica campaña de acoso. Mientras las grandes compañías como Volkswagen y Opel que mintieron y trucaron sus motores para vender coches fingiendo que no contaminan están saliendo casi indemnes del escándalo. Ninguna autoridad se atreve con ellas.

Percibimos un doble rasero, como se trata al ciudadano (simple consumidor y pagano de impuestos) y a las grandes corporaciones (grandes beneficiadas de subvenciones a su producción o a la venta). A las grandes corporaciones se les protegen sus inversiones, evitando cambios normativos que generen “inseguridad jurídica”, apenas se les hacen responsables de sus errores y estafas (como en el caso de los motores diésel trucados), y se les garantizan los clientes, acosando a los propietarios de vehículos para que tengan que deshacerse de ellos y comprar nuevos.

Al ciudadano (mero consumidor y pagano de impuestos), no se le garantiza la seguridad jurídica, hace una inversión, basando su decisión en la normativa y la fiscalidad vigente, y de la noche a la mañana se puede encontrar que el marco normativo e impositivo ha cambiado, ya no sólo no puede amortizar su inversión, sino que puede que tenga que deshacerse de ella. Eso sí, antes le han cobrado impuestos (matriculación, I.V.A…) y poco después se le acosa para que cambie de vehículo.

Los Estados no han protegido a sus ciudadanos vigilando el proceso de producción de vehículos diésel, se le han cobrado impuestos por comprarlos y ahora se les acosa para que cambien de vehículos. Se les presiona para que vuelvan a dar dinero a esas mismas automovilísticas que ya estafaron a la sociedad, que vuelvan a pagar el I.V.A. y los impuestos de matriculación que ayudan a mantener a una clase política que no vela por los intereses de los ciudadanos y sí por el de las grandes empresas.

Esta cruzada para cambiar de vehículos la encabezan con argumentos ecológicos y de empleo. Los coches viejos en teoría contaminan más (si los nuevos no falsean los análisis), pero deshacerse de los vehículos viejos y fabricar nuevos también contamina. Esta economía del comprar, usar, tirar a largo plazo no es sostenible… Si fabricar vehículos nuevos genera empleos (cada vez menos por la automatización de la producción), el mantener vehículos viejos también genera empleos (talleres de barrio, fábricas y tiendas de respuestas…), pero los beneficios van a pequeñas empresas familiares que no tienen capacidad de presión en los gobiernos y parlamentos, y los consumidores pagan menos impuestos para mantener a la superestructura política parásita.

Si realmente se persiguen fines medioambientales ¿por qué la fiscalidad de los combustibles no se destina a fomentar y subvencionar el transporte público o la repoblación forestal para generar sumideros de CO2? ¿Por qué no se sanciona en condiciones a los estafadores de los motores diésel y se dedican esas cantidades en retirar los vehículos viejos? Al final como de costumbre los perjudicados son los más desfavorecidos, que no pueden permitirse el lujo de cambiar su viejo coche por uno más ecoeficiente.