“No ofende quien quiere, ofende quien puede”. El clásico adagio castellano resulta aún más elocuente si se aplica a un dirigente comunista como aparenta ser Alberto Garzón. Porque tal vez no exista mayor honor en este mundo que luchar contra la ideología más homicida y sanguinaria de la historia. Tal es, rigurosamente, la categoría que corresponde a la ideología de Garzón con sus más de cien millones de muertos a la espalda. Una cifra de víctimas a la que, por cierto, ni de lejos se aproximan todas las atrocidades sumadas de todos los fascismos del mundo juntos. Ninguna bandera iguala en lo criminal a la que enarbola el descolorido telonero de Pablo Iglesias.

Quienes conocen la historia y los hechos, dudan de la calidad democrática de un sistema donde tipos de esta catadura ideológica puedan expedir certificados de legitimidad y pedigrí democrático. Acreditaciones que ni José Antonio ni ninguno de sus camaradas necesitamos ni aceptamos. 

Leer más...

El criterio del presidente Sánchez en torno a las graves jornadas del “procés” catalán aparentemente ha convencido a los siete magistrados encargados de juzgar la cuestión. Aunque Sus Señorías gozan de perfecta salud visual y no niegan que violencia –lo que se dice violencia- la hubo sobradamente en el entorno del 1-O no aprecian, sin embargo, que los líderes independentistas instigaran premeditadamente su uso estratégico como medio para declarar la independencia catalana. Como consecuencia de ello la sentencia del Supremo ha sido por delito de Sedición, no de Rebelión. Un “no fue para tanto” que aliviará considerablemente las penas para los encausados... e invitará a los CDR -y a otros elementos radicales del independentismo catalán- a una violencia mayor si su deseo es que el Alto Tribunal los tome verdaderamente en serio.

Leer más...

Entre los hunos y los hotros: las secuelas del pacto antiterrorista se cuelan por una rendija en la campaña electoral

Conviene darse una vuelta por la hemeroteca y activar los cinco sentidos…

Al igual que ocurriese con el partido de los Jordi Pujol and Family, precursores del actual esperpento catalán, los hijos predilectos del Partido Popular se acercaron a Otegui para pactar con ETA. Un pequeño detalle que parecen haber olvidado los del PéPe, especialmente en campaña electoral.

Xactamente” igual que los socialistas del Zapatero del paz y amor, ofrecieron a los representantes de ETA prebendas, cachos de presupuesto y competencias, por las que más de uno y más de dos presidentes de comunidades autónomas, que no sean estas dos, se entiende, darían la voltereta y haría el pino puente.

Sin ir más lejos, las competencias de Instituciones Penitenciarias que ha hecho efectivas el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez hace unos días, y que ejecuta de acuerdo con a los Presupuestos Generales del Estado que Rajoy negoció con el Gobierno vasco, a cambio del voto que los independentistas entregan siempre a las mil maravillas, eso sí, se venden caro… Todo ello, sin que a Sánchez le haya temblado el pulso por ejecutar los presupuestos de “la derechona”.

Ni en esta ocasión, ni en ninguna otra, le han hecho ascos los del PP y los del PSOE a pactar a cambio de votos, intereses partidistas, puestos en la Administración, puertas giratorias y demás mandanga. E incluso tampoco han tenido pudor de pactar, ante unas elecciones, no hablar de ETA para poder seguir con las negociaciones Estado-terroristas, burlando la memoria de las víctimas, -las mismas que adulan en homenajes públicos, de los que sacar un rédito político- y dejándonos un Estado huérfano de dignidad, honestidad e integridad; y las instituciones en manos de los herederos de los terroristas, cobrando subvenciones y haciendo homenajes públicos a los asesinos.

A los hechos nos remitimos. Interpretaciones tendrán ustedes todas las quieran, ojo… todas dignas ¿no? eso dicen. Sin embargo, los hechos son tozudos: pactaron y entregaron las instituciones del Estado a asesinos de hombres, mujeres y niños, todos inocentes, ejecutados en nombre de un terruño y atribuyéndose el derecho a matar a todo aquel que no estuviese de acuerdo con ellos.

“Vamos a contar mentiras… tralará…”

 

Y de ahí que hace unos meses Otegui declarase en el Diario Vasco, según EFE, en relación a todas esas denuncias que hacen los del PP, dignos como ellos solos, y concretamente haciendo  referencia a una reunión que tuvo el etarra con el salvavidas de Zapatero:  “… si tienen tanto interés y les molestan tanto las reuniones que se hacen con mi persona o con lo que yo represento, no tendría inconveniente en hacerlas públicas y en decir dónde, cuándo, quiénes y sobre qué tema hablamos”.

Chulo que es el tío, además, porque puede. Y nunca mejor dicho. Y puede, porque los sucesivos Gobiernos de España se lo han permitido. Han permitido que les vacile. Mientras los encuentros continúan, incluso alguna cenita más o menos íntima.

Otegui habla del las reuniones mantenidas con los emisarios del sr. Aznar, Presidente del Gobierno por aquel entonces, muy amigo también de Pujol. Y añade, para más pistas, que las tuvo: "en más de una ocasión, en un pueblecito de Burgos, con una delegación del presidente Aznar, con tres personas relevantes del PP: Ricardo Martí-Fluxá, Pedro Arriola y Javier Zarzalejos”… de las que existen, dice “actas”… y lo deja bien claro, por aquello de la memoria histórica.

Entendemos que sientan vergüenza a la luz de estas declaraciones, y que intenten camuflarla en forma de acusaciones. Sin embargo, lo que todavía es más vergonzoso, señores y señoritos del PP, es que sigan ustedes rasgándose las vestiduras a día de hoy, intentando una vez más hacer lo mismo que todos sus compañeros parlamentarios, sacar votos para sí mismos…, a costa de las víctimas del terrorismo.

No, señores del PP, lo de reunirse con ese jefecillo chulo, vacilón y malasombra de los terroristas, no lo ha inventado el sr. Pablo Iglesias.

Demócratas: dícese de los que gustan de celebrar elecciones. Análisis electoral: suma o no suma.

Y como a estas alturas tienen ya todos ustedes las sumas hechas, entendemos que sería redundante y aburrido. Qué sumen ellos. Nosotros no tenemos nada que sumar. Eso sí, tenemos un punto de vista diferente, que quizá pueda interesarles. Si creen que no es así, si no pueden pensar fuera de la Matrix, dejen de leer. Y tan amigos.

Es cierto que hemos llegado a este artículo con la intención de observar y analizar los millones de votantes que se han decantado por las formaciones concurrentes a los comicios, los trasvases de votos, las declaraciones de los líderes principales, su análisis de la comunicación no verbal, y en eso que hemos recibido de nuestros seguidores un video y un par de carteles.

Y con ellos: la revelación. Gracias, escuetamente gracias.

En su honor, les presentamos un análisis riguroso de las elecciones generales al hilo de tres de los documentos gráficos que han llegado a esta redacción a lo largo de estos días y de esta forma hacemos uso de una nueva tendencia: tirar de inteligencia colectiva. Por y para el pueblo, CON el pueblo.

Leer más...

Mientras se pasea por las calles de España haciendo lo que mejor sabe hacer, pedir el voto para su persona a quien convenga en cada momento, la candidata a la presidencia del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, ha insistido, una vez más, en insultar la memoria de las víctimas y la inteligencia de todos los españoles.

Sin la menor muestra de pudor, la mandamás de los populares declaraba y declamaba: “el derecho” a que se “respete la dignidad para las víctimas del terrorismo”. Pasando por alto el pequeño detalle de que Pedro Sánchez se ha limitado cumplir el pacto que surge de las negociaciones entre Rajoy y Urkullu, unos meses antes, con el fin de comprar los votos que el Partido Popular necesitaba para aprobar los presupuestos. Entre los acuerdos firmados, entregar las competencias de Instituciones Penitenciarias a la comunidad autónoma, lo que en la práctica conlleva acercar los presos de ETA a las cárceles de Euskadi. Una afrenta más a las víctimas del terrorismo que el nuevo Presidente del Gobierno, no ha tenido ningún problema en ejecutar, a pesar del disgusto manifestado en su día frente a los “presupuestos de la derecha”.

Leer más...