Por Bernardo Rivero

Roberto Brown (1773-1858), médico y botánico escocés, hizo un importante descubrimiento en 1827 cuando observaba al microscopio una suspensión de granos de polen de clarkia pulchella: éstos, lejos de permanecer quietos, se movían continuamente, al azar, cambiando su posición sin cesar en un movimiento realmente caótico. Este movimiento es debido a los impactos de las partículas invisibles constituyentes del agua, las moléculas, con las partículas relativamente grandes que forman la suspensión (en este caso los granos de polen). Albert Einstein explicó teóricamente el movimiento browniano en 1905 y el francés Perrin llevó a cabo posteriormente las experiencias definitivas (la teoría cinética de la materia tenía entonces una importantísima prueba experimental a su favor; y ello poco después del suicidio de Boltzmann).

Pero, ¿no nos recuerda nuestra vida a un movimiento browniano? ¿No es nuestro existir una sucesión de movimientos caóticos, sin rumbo fijo? ¿No es nuestra vida un continuo avanzar y retroceder, un actuar sin saber la causa que nos mueve, sin saber realmente el fin de nuestras desordenadas acciones? ¿Tiene significado y propósito nuestra vida? ¿Sabemos qué rumbo debemos tomar, o simplemente dejamos que los impactos externos nos desplacen sin fin, azarosamente, no alcanzando jamás una meta, no llegando a ninguna parte? ¿Sobrevivimos en el coloide vital o acaso vivimos con un objetivo? Desgraciadamente creo que la mayoría de nosotros somos meros granos de polen en browniana agitación. La filósofa y pionera feminista británica Mary Wollstonecraft (1759-1797), madre de Mary Shelley (la autora de Frankestein), escribió certeramente: "Nada contribuye más a tranquilizar la mente como un firme propósito, un punto en el que el alma pueda fijar su ojo intelectual".

Leer más...

Por Flecha

Llegó la navidad y llegó también el mercadillo de las conciencias, para tenerla limpia durante estas fechas. Campañas y más campañas de limpieza, en prensa, radio y televisión. Famosos y famosotes, vividores del día y la noche, nos intentan convencer de lo que algunos vemos durante todo el año: el hambre. Hasta los grandes hermanos de la telebasura nos intentan convencer sorprendidos de que en este planeta exista gente que pasa hambre ¿sólo en navidad? Apadrinamientos, limosnas, donaciones, telemaratones, mercadillos benéficos, recogida de alimentos… todo vale para lavar nuestras conciencias llegada la navidad, como si el resto del año no estuviesen condenados a morirse de hambre dos tercios del planeta.

Leer más...

Por Viernes

Dicen que cuando una mujer es infiel a su marido éste suele ser el último en enterarse y que, a pesar de las evidencias suelen manifestarse como una ligera molestia al atravesar los dinteles de las puertas-, mientras todos se ríen a su alrededor, el burlado permanece en la inopia.

 

Algo así ha debido sentir José María Aznar: "Pensaba que en Irak había armas de destrucción masiva y no las había, yo lo sé ahora, declaró recientemente el  amigo de Blair y Bush a propósito de los supuestos motivos de la agresión contra Irak.

Leer más...

Por Borja Manrique

Quiero que la idea fundamental de este escrito sea ésta: ¡bravo por el falangismo democrático, que siempre acaba estando donde debe estar! La sociedad civil es el lugar natural de FA, el pueblo español perplejo ante un nuevo aldabonazo de la barbarie terrorista. Falange Auténtica debía estar en la manifestación convocada por los sindicatos mayoritarios en nuestro país y también por las asociaciones que representan a los inmigrantes ecuatorianos. Dos de los suyos han sufrido en sus carnes el zarpazo de ETA. Dos de nuestros hermanos de Iberoamérica han sufrido esta España desgarrada, único país europeo donde las bombas y la pólvora aún tienen algo que decir.

Los carteles portados por los miembros del partido reflejaban exaxtamente este sentir. También el comunicado con el que se acudió a esa manifestación. A mi juicio, impecable, sobresaliente. El resumen de todo ese texto para mi es éste: el falangismo español tiene que estar con el pueblo en sus manifestaciones contra el terrorismo, aunque se puedan poner peros o matices a lemas, manifiestos y demás.... Lo principal es estar con el pueblo y no enrocarse en posturas partidistas. En el atentado de Barajas, además, fueron golpeados dos hermanos de Iberoamerica victimas de la emigración forzosa impuesta por un sistema económico que les condena al desarraigo. Para mi -insisto- el texto fue impecable, como la presencia de FA en esa marcha.

 

Por lo demás, es cierto que la manifestación estaba impulsada, promovida por los sindicatos mayoritarios y los partidos de izquierda, además de por alguna de las asociaciones de inmigrantes ecuatorianos. Por lo que he leído, FA ha dejado clara en más de una ocasión su discrepancias profundas con el actual gobierno de Rodriguez Zapatero. Eso queda fuera de duda, al igual que la presencia de FA en otras manifestaciones contra las negociaciones con ETA convocadas por la AVT y apoyadas por el PP, pero: ¿quién dijo que el lugar natural y único de las expresiones públicas de un nacionalsindicalista sea siempre el territorio de la derecha? Parece un contrasentido.

Leer más...

Por Alonso Goya

Tal es el clima de crispación creado por los políticos de los partidos parlamentarios y alimentado por los periodistas seguidores de estos mismos grupos, que empieza a dar pánico encender una televisión o mover el dial de un aparato radiofónico.

En poco menos de dos semanas, cuando mi único interés era informarme sobre determinados temas o presenciar un debate serio entre contertulios sobradamente preparados para ello, me he encontrado con situaciones que parecían sacadas de una pelea callejera, de una bronca de mercado o de una fea discusión de barra de bar. Los implicados son personas de sobra conocidas que, en lugar de utilizar su –se supone- exquisita formación para argumentar sus opiniones, lo que hacen es lanzarse metafóricamente (de momento) al cuello de su adversario.

Leer más...