En tiempos de crisis es frecuente que se propongan algunos atajos para llegar a conseguir objetivos políticos, que en tiempos menos duros serian totalmente rechazados y marginados. No es poco frecuente escuchar en estos días soluciones para superar la crisis que parten de presupuestos antidemocráticos como panaceas para la resolución de los todos nuestros problemas.

Están por un lado, los que ya claman abiertamente por una intervención europea, que supondría poco menos que un periodo tiránico por parte de la troika comunitaria. También está el propio gobierno, que incumpliendo flagrantemente todas sus promesas electorales, está, a todos los efectos, gobernando por decreto y contra la voluntad popular. Y aún hay otros, que desde la calle y desde posiciones más o menos marginales, proponen acabar con la crisis por la vía autoritaria y ya de paso acabar con cualquier tipo de libertad política.

Desde estas líneas queremos proclamar que para Falange Auténtica, la solución no está en constreñir la libertad y la democracia que es la forma de gobierno que mejor la sirve, sino precisamente en lo contrario. Llenar de sentido el término democracia es imprescindible. Solo se sale de la crisis desde la unidad, libremente asumida y expresada, por las personas. Y solo se superara este fracaso del sistema capitalista, desde la voluntad firme de un pueblo por sobreponerse a los problemas e inventar una mejor y más justa manera de organizar la economía. Impensable llegar a ese punto en ausencia de democracia.

eantiguedad_3congresofa

Leer más...

No soy capaz de recordar un mes de septiembre con tan malos augurios como los que nos trae este que empieza ahora. El año 2012, maldito para muchas culturas, tal vez no se confirme como el del fin del mundo, pero si va a ser, sin duda, el año en el que se ponga fin a muchas cosas.

Llegará el fin del Estado del bienestar, que está siendo finiquitado por el Gobierno del PP a base de recortes. Y posiblemente veamos también el fin del mismo estado social de derecho si no ponemos coto al imperio, cada vez más omnipresente, del poder financiero, tanto en nuestros países, como en nuestras vidas.

Hay cuestiones que no serán ya nunca más lo que han sido. Pero ya que estamos embarcados en cambios, nos conviene recordar que no siempre hay que defender la conservación de todo. Que esa actitud conservadora a todo trance, no nos es propia y que siempre estaremos dispuestos a permitir, e incluso auspiciar, que la marea, cuando viene crecida, se lleve algunas cosas que entendemos que no son buenas para nuestro Pueblo.

Hemos empezado a defender lo conseguido hasta ahora, antes de llegar siquiera a acercarnos al ideal de Justicia social que propone Falange Auténtica. Es inevitable.

No olvidemos que a ese modelo de convivencia social que proponemos, en el que mediante el sindicalismo se conjugue plenamente la participación de las personas en el estado y en las decisiones económicas de la nación, no habíamos empezado aún a aproximarnos en estos últimos años de bonanza económica que no eran más que un espejismo y la antesala de esta quiebra actual.

Ahora parece que debemos utilizar nuestras escasas fuerzas, no en luchar a tiempo completo por ese objetivo revolucionario, sino simplemente para salvar las migajas que el Capitalismo había dejado a la clase media trabajadora después del festín de estos últimos años. Debemos decir que no es ese nuestro deseo, ni nuestra vocación ni nuestra realidad.

Leer más...

Dirán los de siempre que este es un movimiento orquestado y dirigido por la izquierda rancia y derechista.
Afirmaran muchos que estas movidas que se generan desde la red y se convierten en lo más “cool” del momento, solo sirven para distraer la atención.

Dirán los cortos de mira, que la dispersión ideológica de los participantes en la protesta, garantiza el fracaso de todo lo que hagan.
Los habrá que solo vean de todo este tema los disturbios, los detenidos y los problemas de orden público.
Seguro que muchos revolucionarios tacharan de impuro un movimiento, ecléctico, que no propone todavía nada concreto. Las revoluciones espontaneas, sin programas políticos que puedan generar un estado o fascista o soviético, caen mal en casa de la intelectualidad hiperrevolucionaria.

Pancarta protesta contra la partitocracia

Leer más...

Si mezclamos valentía y coherencia. Si buscamos generosidad e independencia. Si queremos encontrar quien sepa dialogar y razonar sin prejuicios. Al final, por sorpresa y sin esperarlo, nos encontramos con las personas que forman el Pirates de Catalunya.

Hace ya unos meses desde esta casa se inicio un acercamiento a otros partidos minoritarios para buscar una respuesta común al ataque contra el derecho al sufragio pasivo que estaban perpetrando de manera alevosa y casi con nocturnidad los grandes partidos políticos parlamentarios.

Leer más...

Poco a poco volvemos a entrar en uno de esos periodos en los que nada de lo que hacen los políticos es casual. Todo lo que dicen, todas las posturas que adoptan, todas sus acciones y actitudes, apuntan al objetivo de conseguir votos para las siguientes elecciones o mejor aún de quitárselos al partido rival.

En esta España, donde nadie gana las elecciones, sino que es el gobierno quien las pierde, las cosas pintan fatal para un PSOE que a base de insensatez y de falta de capacidad de gestión de su gobierno, ha hundido a nuestra nación varios kilómetros por debajo de lo que la crisis, ella solita, hubiera hecho. Así se perciben las cosas, incluso entre el electorado socialista, porque realmente, así son.

Además, el modelo guerracivilista en que basó el presidente Zapatero sus más fieles apoyos, parece que va haciendo agua, porque cada vez son más los que se nos unen a los muchos que tenemos a nuestros abuelos enterrados en alguna cuneta, pero que hemos renunciado al odio. Porque sabíamos ya, que buscar a quien odiar por esos crímenes pasados, entre los hijos y los nietos de antiguos combatientes, es absurdo, no sirve para afianzar un futuro de unidad y concordia y para colmo, vuelve a abrir brechas absurdas, invalidantes y precursoras de nuevos odios y crímenes.

Por muchos motivos, toca recambio de gobierno y entre esos motivos no está el atractivo del partido que supuestamente ha de asumir el poder ejecutivo en las próximas elecciones, puesto que de capacidad para ilusionar no es precisamente de lo que está sobrado el PP de Don Mariano. El cambio se producirá si es que, una vez más, el gobierno pierde las elecciones, en este caso de forma merecidísima. Porque parece ya inevitable que el gobierno resulte en estas próximas elecciones despedido por causas objetivas, por ineptitud sobrevenida y por total falta de adaptación a las nuevas circunstancias políticas del mundo.

Montaje con las imágenes corporativas de PP y PSOE

Leer más...