Dirán los de siempre que este es un movimiento orquestado y dirigido por la izquierda rancia y derechista.
Afirmaran muchos que estas movidas que se generan desde la red y se convierten en lo más “cool” del momento, solo sirven para distraer la atención.

Dirán los cortos de mira, que la dispersión ideológica de los participantes en la protesta, garantiza el fracaso de todo lo que hagan.
Los habrá que solo vean de todo este tema los disturbios, los detenidos y los problemas de orden público.
Seguro que muchos revolucionarios tacharan de impuro un movimiento, ecléctico, que no propone todavía nada concreto. Las revoluciones espontaneas, sin programas políticos que puedan generar un estado o fascista o soviético, caen mal en casa de la intelectualidad hiperrevolucionaria.

Pancarta protesta contra la partitocracia

Los que solo ven jóvenes, les acusaran de jóvenes. Los que solo ven rojos, les acusaran de rojos, los que solo ven juerga, les acusaran de irresponsables, los que solo ven protesta, les acusaran de poco serios. Les acusaran de ser acusados de todas las acusaciones que se le pueden colocar a un movimiento sin pies ni cabeza.

Pero por el motivo que sea:

  • Han detectado que en la banca está la maldad.
  • Han denunciado a voces que los partidos políticos no les representan.
  • Han reclamado justicia para los que no la tienen.
  • Han reclamado justicia para los que no tienen de nada.
  • Han reclamado justicia para los que tienen lo que han robado a los demás.
  • Han salido a la calle cuando todos creímos que la postración de la juventud era total.
  • Y se han atrevido a denunciar lo malo sin saber aún qué es lo bueno, pero percatándose de la necesidad de cambiar o morir. De asco, de hambre o de lo que sea.

Y ante eso, yo me acuso de:

No tener tiempo para rebelarme.

De pensar antes en mi familia que en mi pueblo.

De pensar mildoscientas veces, antes de decidirme a hacer algo que pueda ser “malinterpretado” o peligroso.

De no tener la suficiente fe en mis propias ideas, que me gritan desde dentro, que algo está mal y tiene que cambiar.

Quien soy yo para censurar su efervescencia fresca y nutritiva.

No se quienes son ni me importa. Estoy con ellos, y con ellos declaro a voces que…

QUIERO DEMOCRACIA DE VERDAD.

QUIERO QUE LA GENTE TENGA OPINION INCLUSO SI NO COINCIDE CON LA MIA.

QUIERO QUE OTRA CRISIS SEA POSIBLE Y ESTA SE LA COMAN LOS BANQUEROS Y LOS POLÍTICOS QUE SON QUIENES LA HAN CREADO.

Y QUIERO QUE EFECTIVAMANTE NO NOS DEJEN DORMIR, MIENTRAS NO SE LES DEJE SOÑAR.

PORQUE EN EL FONDO, SEAN QUIENES SEAN MUCHOS DE SUS SUEÑOS SON TAMBIÉN LOS MIOS Y NO ME QUIERO CANSAR DE SOÑAR, HASTA QUE EL MUNDO SEA MEJOR.

Enrique Antigüedad
SECRETARIO GENERAL DE FALANGE AUTÉNTICA


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS