ALICANTE
30 DE NOVIEMBRE
18:00 h.
HOTEL LUCENTUM

ACTO PÚBLICO

ACTO CULTURAL

PRESENTACIÓN EN ALICANTE DEL LIBRO
"IGLESIAS PORTAL, EL JUEZ QUE CONDENÓ A JOSÉ ANTONIO"
30 DE NOVIEMBRE A LAS 18:00 h.
HOTEL LUCENTUM

Honorio Feito
Arrow
Arrow
Arrow
Arrow
Slider

Rosa Montero en El País, 14.11.06:

"El terrorismo es sin duda algo imperdonable. Me repugna el fanatismo de quienes están dispuestos a destripar a la gente para sostener sus ciegas creencias (...).

Pero también me desespera que, desde el otro extremo ideológico, se está utilizando el terrorismo como palabra mágica con la que justificar todo tipo de tropelías y barbaries (...).

(...) El rey de Marruecos acaba de declarar que un Sahara independiente sería un foco de terorrismo. Lo que nos faltaba: que, tras incumplir los acuerdos de la ONU y reprimir salvajemente a los saharauis, este decepcionante rey echara mano ahora del ogro del terrorismo. Lo cual es una completa insensatez, dado que, durante sus 30 años de lucha y destierro, los saharauis, en condiciones durísimas, han tenido la serenidad, el coraje moral y la cordura de no recurrir al terrorismo, y eso que sin duda hubiera sido más fácil, porque vivimos en un mundo en el que parece que sólo se hace caso a los que matan.

Leer más...

Alfonso López Quintás, en ABC, 26.12.06:

"CÓMO DOMINAR FÁCILMENTE A UN PUEBLO

 

El deseo de dominar a los pueblos y someterlos a los propios intereses no es exclusivo de los regímenes dictatoriales: es una tentación constante de todo el que ansía acumular poder.

 

Para dominar a un pueblo de forma fácil y contundente sólo se necesita privarlo de su carácter comunitario y convertirlo en mera "masa". El concepto de masa es cualitativo, no cuantitativo. Independientemente del número de miembros que lo forman, un conjunto de seres humanos constituye una masa cuando carece de estructura y se reduce a un montón amorfo de individuos. La estructura es una constelación de elementos que se hallan mutuamente vinculados y forman un conjunto aunado y compacto. Vista así, la estructura es fuente de solidez, dinamismo y flexibilidad. Un pueblo estructurado -merced a su capacidad creadora de vínculos- es difícilmente dominable, porque la unidad es fuente de energía interior. Un pueblo masificado, es decir, desestructurado -por falta de creatividad-, es presa fácil de los depredadores de todo orden: los culturales, los económicos, los políticos...

Leer más...

Roberto Centeno, catedrático de Economía U.P.M., en El Mundo, 08.12.06:

"EL MITO DEL CRECIMIENTO ECONÓMICO

Hace sólo unos días –y como es habitual ante unas buenas cifras de crecimiento, empleo e inflación en términos absolutos, el presidente Zapatero realizó un análisis totalmente triunfalista, llegando a afirmar que la economía española marcha mejor que nunca (...)

La economía no sólo no va bien, sino que va regular, mal o muy mal para un 74 % de los españoles, tal como se pone de manifiesto en la última encuesta del CIS.

Como se enseña en primer curso de Economía, las cifras macroeconómicas absolutas carecen, por sí mismas, de significado económico definido (...). Y como se demuestra en teoría económica elemental, el empleo puede crearse bien incrementando la productividad –caso de Irlanda y muchos otros- o bien reduciendo el salario real caso de España- (...).

Leer más...

Lucía Méndez en El Mundo, 13.01.07:

"LA NÁUSEA

Ignoro si algún profesional de la política –sea ministro, alcalde o simple miembro de la ejecutiva de algún partido- ha sentido esta semana la vergüenza, el bochorno, la indignación, el hastío, el disgusto, la desazón y hasta la repugnancia que hemos sentido muchos españoles.

 

Ignoro si la clase política es consciente del asco que nos produce el espectáculo de circo romano al que asistimos como espectadores desde que ETA asesinó en la T-4 a dos trabajadores ecuatorianos (...).

 

El presidente del Gobierno está como ausente, con serias dificultades para aterrizar en la realidad, mientras que la oposición ha hincado el diente a la pieza largo tiempo deseada y no la suelta (...).

 

Ignoro si algún ministro, diputado o senador del PSOE ha tenido lo que hay que tener para decirla al presidente del Gobierno que hable claro de una puñetera vez (...).

 

Ignoro si alguien del PNV le ha dicho a Ibarretxe exactamente lo que se merece por el lío que ha montado con la manifestación de Bilbao (...).

 

Ignoro si algún responsable del PP ha tenido lo que hay que tener para advertir a sus dirigentes que se están pasando de frenada y que no asistir a la manifestación de hoy contra el terrorismo es un grave error.

 

Sí. Los ciudadanos tenemos razones para estar cabreados con los políticos, pero tenemos muchas más para salir hoy a la calle a llorar juntos. Una vez más.

Leer más...

J. Félix Machuca en ABC, 20.02.07:

"AIRE, AGUA Y JABÓN

(...) Fue ensordecedor. Sólo un treinta y seis por ciento de los andaluces llamados a votar para reformar el Estatuto cogieron su papeleta y lo hicieron. El resto se perdió. No acudió a la cita. Invirtió el día en sacarle jugo a la chispa de la vida soleada de un domingo de carnaval y en interpretar la mayor pitada política que en esta comunidad se recuerda. Una pitada en forma de abstención. Una pitada en forma de eso no va conmigo. Una pitada que venía a decir que allá los políticos con sus cosas. Pero yo (el sesenta y cuatro por ciento de los andaluces, siete de cada diez) no quiero que me toméis por bobo.

 

Y la pitada de la abstención, de la desmovilización electoral más absoluta que recuerda la historia de las consultas andaluzas se convirtió, con semejante respuesta, en la cefalea más inoportuna que vino a agriar un día que la mayoría de los políticos andaluces se lo prometieron hermoso, feliz, festivo y muy democrático. Pues bueno, sólo fue muy democrático. Porque la gente, ejerciendo el sagrado deber de la abstención cuando entiende que están jugando con ellos al abejorro del Estatuto, se quedó afanada en sus cosas y como tal cosa pasó, democráticamente, de sentirse un bobo útil. (...) Los andaluces le dijeron a los políticos del sí que, oye, compadre, muy bueno lo tuyo, pero ésa no es mi guerra. Ésa es tu guerra. La mía, como ciudadano, os interesa más bien poco. Así que a la tuya van a ir ustedes y luego me contáis que pasó.

Leer más...