Sin duda en cualquier país del mundo, democrático naturalmente, la situación a que nos ha conducido el actual presidente del Estado, el socialista Rodriguez Zapatero habría sido la de arrojarlo a los desiertos políticos, defenestrado de su poltrona e incluso enviado a los lugares del fracaso más hiriente. Eso, sin ninguna pasión subjetiva, es lo que habría ocurrido en esas naciones con un talante abierto pero no aquí, en esta España de nuestros amores, y a veces nos asalta la pregunta de cómo es posible que a la altura del desastre económico que nos acucia, este presidente- socialista no se haya ido por la puerta de atrás. ¿Se puede explicar por qué, no sólo por la perversa situación que pasamos sino sobre todo por las traidoras contradicciones en que incurre el Sr. Zapatero, socialista, aguanta en el Gobierno? ¿Cómo se perdona el gritar sin vergüenza que él “Nunca jamás recortaría derechos sociales”, y ahora quita un cinco por ciento de recorte salarial , que congela pensiones y suprime ayudas maternales o que suprime de golpe 6.000 millones para infraestructuras? Nunca en la España democrática nos había pasado esto, de modo que la mentira del presidente de Gobierno, socialista, destaca todavía más con oscuros reflejos, y por supuesto, con razones suficientes para que este hombre desaparezca de las responsabilidades de Estado.

Leer más...

A veces nos asalta la curiosidad o mejor dicho la inquietud de si nosotros, los falangistas, y me refiero especialmente a los que conmigo conformamos esta aventura política de Falange Auténtica, si tendríamos alguna ocasión en nuestro tiempo, claro, de poder llegar a la conciencia de los españoles y, salvando viejos prejuicios – aunque muchos, tal vez por nuestras propias culpas- , influir entre nuestros conciudadanos y empezar a cambiar este país que todavía no nos gusta. Cuando pienso en estas consideraciones, lo primero que me viene a la cabeza es que precisamente a nosotros conviene que tengamos una actitud positiva en razón de estos propósitos, es decir, creer que los Falangistas podemos hacer algo, como que nos escuchen, y tal vez nos sigan en este deseo de traer más justicia, más dignidad a los españoles. Que la Falange quiere hacer aquella revolución del siglo XXI lejos de las asonadas del pasado. Yo, personalmente, estoy convencido que los primeros que tienen que creer en sí mismos, somos nosotros.

Leer más...

Decir que el Sr. Zapatero es, en su justa medida, corresponsable de la situación económica actual no creo que sea ninguna temeridad. Siendo cierto lo anterior, los gobiernos europeos y estadounidense han permitido, en ocasiones con agrado remunerado, la existencia de un sistema financiero absolutamente indecente, delincuencial e injusto que ha dado lugar a que vean la luz fenómenos como Lehman Brothers a nivel mundial y Gescarteras, Malayas, Gürteles, Bancas Catalanas... a nivel nacional, a prácticas bancarias nauseabundas como la venta de productos financieros de riesgos y beneficios tremendos, con escasos escrúpulos garantistas y sin un mínimo llamémosle "racismo monetario" que distinguiera entre lo que era "black or white" porque entendían que la riqueza era cosa de arriesgados, ¿verdad?


Leer más...

No sé muy bien por qué algunos tienen permiso, bula, o lo que sea para evolucionar en sus planteamientos, en sus ideas, en sus práxis, y eso mismo se le niega sistemáticamente a otros. Esto de evolucionar y hasta cambiar, está perfectamente admitido por los guardianes de la ortodoxia política y yo pienso que con toda razón, y forma parte del proceso social y humano de los indivíduos, grupos o pueblos, aunque muchas  veces la palabra evolución no represente con justicia la realidad de sus sentimientos. Creer, por ejemplo, que los partidos comunistas y el español en especial, tuvieron una “evolución” sincera desde las convicciones de dictadura del proletariado, sus posiciones pro soviéticas y su odio a toda forma burguesa, hasta proclamar los Frentes Populares, no deja de ser un ejercicio de maliciosa perversión a la vista   de lo que devinieron en los llamados países del telón de Acero. Y se les creyó.


Leer más...

El presidente ha querido protagonizar otra foto mas lavar para su imagen. Rajoy y Zapatero, Zapatero y Rajoy, pero quien tiene la responsabilidad de la acción es quien Gobierna, quien ha negado la crisis, quien ha negado la evidencia del empeoramiento continuo de los datos, y cuya única cantinela es que ya vamos a mejorar, y así llevamos empeorando durante tres años.


La realidad es que nos sorprende que Zapatero y Rajoy solo se pongan de acuerdo en la fusión de las Cajas. Mejor dicho es sorprendente pero a la vez predecible. Este acuerdo pone de manifiesto lo que es la nefasta acción de los partidos en la administración de la cosa pública.


A la vez se ha roto el pretendido acuerdo sobre Educación.

Leer más...

Falange Auténtica se expresa a través de sus comunicados y campañas y de los editoriales de esta web. La organización no hace necesariamente suyas las opiniones vertidas en los artículos firmados.

Solidaridad con Argentina