Colaboraciones

Artículos de opinión

Por Juan Francisco González Tejada

La política española  es lo mas parecido a un circo, donde unos hacen el payaso, o la payasa, otros equilibrios y malabarismo, en lugar de con los objetos con las palabras y así unos ratos entretienen y, la mayoría del tiempo, crean efectos ilusorios de que defienden unos ideales cuando lo que hacen realmente  es mentir y pensar cómo mentir mejor.

Cuando durante la anterior campaña de las elecciones generales, el Partido Popular exponía la necesidad de un contrato de adhesión de los inmigrantes (no entiendo mucho lo que se pretendía pero no es ese el objeto de este análisis), el partido socialista y en especial el señor Rubalcaba, señalaron que percibían en la iniciativa popular "humo con un tufo a xenofobia.

Leer más...

CORRUPCIÓN Y DÉFICIT DEMOCRÁTICO

Incluso cuestiones aparentemente poco relacionadas con el déficit democrático que padece nuestra nación, serían finalmente susceptibles de mejorar si pudiéramos mejorar el sistema democrático español.

Me refiero ahora a la corrupción. Fenómeno del mundo político por excelencia, la corrupción  forma parte de los más turbios y, desgraciadamente habituales, instintos del ser humano, que frecuentemente tiende a aprovechar su posición de poder o de impunidad para enriquecerse ilícitamente.



Leer más...

Por Juan Francisco González Tejada

Preocupados, estamos muy preocupados por los acontecimientos que estamos viviendo en España producto de la crisis mundial, de la recesión española y abrumados por la zozobra en la que el PARTIDO SOCIALISTA, en el poder a las órdenes de Rodríguez Zapatero, tiene sumida al pueblo español desde que comenzó lo que debió siempre ser su tarea de Gobierno.

Después de haber pactado con ETA, de llegar tarde a negociar la subvenciones agrícolas europeas, de reabrir viejas heridas entre los españoles, después de haber acusado a diestro y siniestro como anti-patriotas, después de negar la crisis y la gravedad de la misma, después de aprobar ayudas multimillonarias a los bancos, después de despilfarrar el dinero con el "PLAN E que sigue fomentando la sinvergüenza política, después de usar sistemas poco ortodoxos de vigilancia policial o de utilizar al Tribunal Constitucional como tercera cámara legislativa, aleccionando a su presidenta en un desfile militar como manda el espíritu de servicio …

 

 

Leer más...

Por Eduardo López Pascual

Debo de confesar que fui uno de los primeros en asumir como un acto positivo del gobierno socialista de Zapatero, la subida de los impuestos; así dicho en términos generales, y creyendo -tal vez con ingenuidad- que esa petición dineraria a los españoles sería dirigida a quienes tenían un nivel económico superior al resto de los mortales. El gobierno socialista, a través no sólo de su presidente sino de esa carita de ángel (que me recuerda a la actriz alemana Marlene Dietrich), pero de hechos más bien de Bárbara Stanwyck en papeles de mala, que fue quién me llevó al río. Francamente creí en sus palabras, firmes, seguras, y que coincidían con nuestra fe de justicia social,  de que los impuestos no atentarían contra las clases trabajadoras; es más, dijo que beneficiarían a los "obreros y campesinos.

Leer más...

Por Juan Francisco González Tejada

 

¡¡Trabajadores españoles!! por este camino ¡¡ NO!!. Existe un camino para la esperanza.

En ese rebaño en el que se han convertido los partidos, ante la grave situación que atravesamos, ante el previsible agravamiento que está por venir, se les ha dicho a los unos, a los del PSOE, que nada puede hacerse, y así repiten y repiten como buenos corderitos que nada puede hacerse.

A los otros a los incondicionales corderitos del PP, se les ha dicho que malo, malo, malísismo es Zapatero. Y esto ni es cierto, y tampoco les falta razón, pero algunos de los graves problemas que tenemos que afrontar no han sido provocados por el actual presidente, porque algunos se anclan en el nacimiento mismo del texto constitucional, y la Ley Electoral, otro son consustanciales al sistema político capitalista, y el neo-liberalismo económico imperante, donde algunos creen que el mercado todo lo regula, y como se ha visto lo que regula es como exprimir a hasta la extenuación financiera a las clases trabajadoras con la complicidad de todos el arco ideológicos en el poder, incluido los sindicatos de clase.

Existen soluciones, al menos existen alternativas para dejar de hacer lo que nunca debiera seguir haciéndose, para no agravar mas los problemas, y establecer una base sobre la que despegar lo antes posible de la crisis y con el menor sufrimiento para las clases mas desfavorecidas.

La primera medida es una medida educativa, es la de tomar conciencia de que es el trabajo de donde nace la riqueza, y desde ese convencimiento es preciso modificar el estatus de los parados antes que modificar el estatus de los pensionistas y de la ley que los regula.

PARADOS-ACTIVOS EN LA ACCIÓN SOCIAL

Si esta crisis nos va a llevar a dejar de atender necesidades sociales, una medida es que el Estado en todos sus niveles ( Municipios, Diputaciones, Autonomías, y Administración Central) se puedan servir de la fuerza del trabajo de quienes reciben prestaciones y están en paro, atendiendo situaciones, que de no hacerse así, quedarían sin cobertura social. Esto requiere que esos miles de millones de Euros que nos gastamos en formación se encaminaran, en una parte,a satisfacer las necesidades de estos proyectos. Estos puede ser tanto de acción social asistencial, como medioambiental, en las zonas de bosques y monte, donde la prevención de incendios y la repoblación forestal también son generadores de riqueza. 

PARADOS-ACTIVOS EN LAS SUPLENCIAS POR BAJAS

Es preciso aprovechar la fuerza del trabajo de los que estemos parados cobrado prestaciones, y que las bajas tanto en la administración pública, como en las empresas privadas se cubran con estas personas a las que se le complementaria hasta el cien por cien del salario, por parte de la administración o la empresa privada. Estableciendo para la empresa privada, una cotización por esa parte en la que se complementa el salario, que se dedicaría en su totalidad a los fondos de pensiones. Y en la empresa pública se establecería un medida similar.

 



Leer más...

Más artículos...