Falange Auténtica, fiel a su palabra y a la anunciada adhesión que había enviado a la AVT, acudió con sus militantes y simpatizantes a la manifestación celebrada ayer sábado en Madrid para dar apoyo a las víctimas del terrorismo y a sus familiares.

Acudimos por ellos, por todos estos hombres, mujeres y niños a los que un trágico día la locura de unos cobardes asesinos terroristas cortó la vida de raíz. Vidas, todas ellas, repletas de sueños, de ilusiones, de proyectos de futuro, que se vieron machacadas por la sinrazón de una banda terrorista con ínfulas de movimiento político. Una banda con la que todo indica que el gobierno español está negociando para buscar una supuesta tregua que rentabilizar políticamente.

Acudimos por todos ellos. Por los primeros muertos de ETA. Aquellos cuyos asesinatos no fueron condenados por algunas de las fuerzas políticas que hoy son aceptadas con total normalidad en el estado de derecho actual. Por todos los miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad de Estado o de las fuerzas armadas. Muertos de segunda categoría cuya sangre parece ser menos importante que la del resto de asesinados porque tenían firmado un contrato de trabajo con los ministerios de defensa o de interior. Por los que cayeron por ser cargos públicos de cualquiera de las instituciones perseguidas por los terroristas independentistas. Por esas personas que "pasaban por allí y les arrebataron el resto de sus vidas. Y, por supuesto y muy especialmente, por los niños víctimas de esta gentuza sin escrúpulos, sin ideario, sin motivos y, sobre todo, sin razón, sin ninguna razón.

Falange Auténtica estuvo ayer con todos ellos, con los asesinados, con los heridos, con los mutilados, con los secuestrados, con los extorsionados, con los perseguidos y también con todas esas víctimas anónimas, todas esas personas que, especialmente, en las calles del País Vasco, viven día a día bajo la ley del silencio, bajo la tortura psicológica practicada por esos aprendices de asesinos que se han adueñado de la vida diaria de este pedazo de España. Con todos ellos y con nadie más.

Por todos ellos y por nadie más, Falange Auténtica acudió con sus símbolos al descubierto porque no tiene nada que ocultar. Los lemas de las pancartas eran claros y resumían las exigencias de : "Paz y democracia, pero con dignidad. No al chantaje de los asesinos y "Por la dignidad de las víctimas; frente al terrorismo, justicia y firmeza. Nuestros brazos, junto con los de decenas de compatriotas que se unieron voluntariamente a ayudarnos, sujetaron durante las tres lluviosas horas que duró la marcha nuestras empapadas pancartas, y nuestros corazones, también unidos y mezclados con los de una buena parte de los asistentes, estuvieron centrados en el recuerdo y la solidaridad con las víctimas del terrorismo.

Falange Auténtica que sabía bien que tenía que decir ayer en Madrid, no puede evitar denunciar la desvergüenza de determinados asistentes, políticos de profesión, que, tomándonos a todos por tontos o aprovechándose del fanatismo que provoca su asistencia, que debe nublar cualquier sensación de recuerdo, acudieron para fustigar al gobierno actual por realizar algo igual o muy parecido a los que ellos mismos hicieron cuando fueron parte del gobierno anterior. Ver para creer.

¿Cuándo hay que creerles, antes que estaban en el gobierno, o ahora, que intentan por todos los medios hacerse de nuevo con el poder? Ojalá se de en ellos el refrán que dice… de sabios es rectificar, solo el necio permanece en el error. Ojalá sean sinceros y su interés no sea la utilización partidista de las víctimas. Ojalá nuestra clase política fuera capaz de trabajar por el bien común en lugar de por el bien de "su partido, ojalá tuviéramos una política antiterrorista eficaz, que además de eliminar el terrorismo fuera capaz de eliminar aquello que lo alimenta, ojalá pudiéramos tener una ley electoral más justa que impida que una minoría nacionalista condicione la política nacional. Ojalá que…


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Falange Auténtica se expresa a través de sus comunicados y campañas y de los editoriales de esta web. La organización no hace necesariamente suyas las opiniones vertidas en los artículos firmados.

Solidaridad con Argentina