Hace escasas fechas podíamos leer en uno de los blogs locales más visitas la carta de un vecino en la que manifestaba su malestar por el estado que presentan las pistas de caliche de la concentración parcelaria. Nuestro vecino calificaba la situación de dichos caminos como “una auténtica vergüenza, en cuanto caen cuatro gotas”, en referencia a que por causa de las lluvias son prácticamente intransitables. La reacción a la queja de este vecino en el referido blog podemos calificarla como de división de opiniones. Así mientras unos le dan la razón y estiman que es una reclamación justa, otros se dedican a hacer chascarrillos y gracietas de dudoso gusto, cuando no directamente escarnio.

En Falange Auténtica creemos, y así lo manifestamos en su momento en el blog en cuestión, que la denuncia de nuestro vecino tiene fundamento. Esta situación ya la expuso Falange Auténtica en su momento ante el ayuntamiento, sin que hasta la fecha hayamos obtenido respuesta. También se denunció en nuestra hoja informativa "HORIZONTE" bajo el título de "Chapuza de concentración parcelaria". Y es que dicha concentración está mal hecha desde el principio, claro ejemplo las pistas de caliche que se vuelven intransitables en cuanto caen cuatro gotas. Esto es justo lo que necesitan nuestro agricultores ahora. Por si eran pocos los perjuicios con el bajo rendimiento de la aceituna, el bajo precio de la misma, la cosecha más bien escasa, ahora están las lluvias y las nieblas que ralentizan el correcto desarrollo de la campaña y unas pistas intransitables que no cumplen con el propósito para el que fueron creadas.

Morcillo Concentración Parcelaria


En anteriores de nuestra hoja informativa “Horizonte” afirmábamos que con la concentración parcelaria llevada a cabo en el término municipal de Guareña la Junta de Extremadura ha favorecido a los grandes propietarios, perjudicando, en algunos casos muy seriamente, a los pequeños y medianos agricultores. En marzo de 2003 algunos agricultores recibieron la resolución de los recursos que en su día interpusieron, encontrándose con que el Jefe de la Sección Jurídica de Estructuras Agrarias de la Junta de Extremadura afirmaba sin rubor que “la clasificación de las tierras se ha hecho atendiendo únicamente a la calidad del suelo, sin tener en cuenta las viñas y olivar”.
A continuación, con el claro objetivo de despejar dudas, de seguir denunciando algo que desde el principio se hizo mal, recuperamos en su integridad el texto que publicamos en mayo de 2003 en el número 19 de “HORIZONTE” y que, como no podía ser de otra manera, llevaba por título “Chapuza de concentración parcelaria”. El texto que publicamos en su momento y que seguidamente reproducimos es el resumen de un detallado informe técnico que llegó a nuestras manos y en el que se relacionan diversas irregularidades realizadas en la concentración.


- En la clasificación de las tierras no se valoran los cultivos existentes. Es cierto que los propietarios lo acordaron, pero de eso hace más de 15 años.

- Tras muchos años de espera, se informa a los propietarios de las aportaciones de sus propiedades sin cartas certificadas. Con ello, es posible que aún existan propietarios sin conocimiento de su cambio de propiedad, de igual forma se realizan las atribuciones.

- Se realizan pistas principales de servicios por parte de Confederación Hidrográfica del Guadiana, expropiando a los propietarios y cobrando por ello. Muchos de los mojones de las propiedades actuales están dentro de la  propiedad de Confederación, creyéndose los propietarios que corresponde a su propiedad.

- Se pone un plazo para reclamación de clasificación de superficie, a través de ortofotografías que a pesar de estar claro, no todos los propietarios se enteran de la convocatoria y no todos entienden correctamente la documentación presentada, algunos de ellos debido a su avanzada edad. Actualmente (recordamos que estamos hablando de 2003) se han aceptado algunas reclamaciones y otras no, como entregar zonas prácticamente improductivas clasificadas en 2ª categoría.

- Se entregan las propiedades concentradas, prácticamente en precario, sin realizar las infraestructuras adecuadas (pistas de acceso a las parcelas, desagües, tomas de riego en cada propiedad, etc.). A pesar de tanto tiempo a la espera de al concentración. Más de 10 años, en este largo periodo los agricultores no saben a qué atenerse y tampoco saben cuando se acabará la infraestructura adecuada, haciéndose mayores y con muchas ganas de cambiar su explotación de secano a regadío.

- Muchas parcelas nuevas quedan cruzadas por arroyos, caminos antiguos, terraplenes, desmontes, arboledas, etc. SE establece un plazo de solicitud por parte de la administración para su arreglo, cosa que a fecha de hoy no se ha llegado a realizar, con el inconveniente para los propietarios que por su cuenta han tenido que arreglarlo o no explotarlo por ser improductivo. ¿Se ha tenido en cuenta la clasificación de estas tierras entregadas?

- En muchos casos no se realiza una verdadera concentración de tierras, pues la unidad familiar sigue manteniendo varias parcelas separadas sin haberlo solicitado, con el consiguiente gasto de desplazamientos, infraestructura de la explotación, etc. Es cierto que algunos propietarios solicitaron por separado las propiedades de la unidad familiar, pero no la mayoría.

- Los propietarios entregan un porcentaje de superficie, supuestamente para pistas de servicios y subsanar errores de superficie. Técnicamente es muy elevado, contando con los medios tecnológicos existentes en la actualidad.

- Algunas preguntas: - Una vez visto sobre los planos los errores ¿Por qué se sigue el trabajo sin rectificar? – Los responsables del trabajo ven los mojones mal colocados. ¿por qué no rectifican? – Después de tantos años esperando a la concentración parcelaria ¿Por qué se realiza tan mal? ¿Es posible que con los medios tecnológicos disponibles hoy día, se pueda realizar tal chapuza? - ¿No hay ningún responsable que pague por su actuación? - ¿Los responsables de esta concentración van a seguir realizando este tipo de trabajo? - ¡¿Aquí no ha pasado nada?!. ¿Por qué nuestro ayuntamiento no ha intervenido ante la  Junta en defensa de los intereses de los agricultores de Guareña y en contra del atropello que supone esta chapuza de concentración?

-

En la clasificación de las tierras no se valoran los cultivos existentes. Es cierto
que los propietarios lo acordaron, pero de eso hace más de 15 años.
Tras muchos años de espera, se informa a los propietarios de las aportaciones
de sus propiedades sin cartas certificadas. Con ello, es posible que aún existan
propietarios sin conocimiento de su cambio de propiedad, de igual forma se
realizan las atribuciones.
Se realizan pistas principales de servicios por parte de Confederación
Hidrográfica del Guadiana, expropiando a los propietarios y cobrando por
ello. Muchos de los mojones de las propiedades actuales están dentro de la
propiedad de Confederación, creyéndose los propietarios que corresponde a su
propiedad.
Se pone un plazo para reclamación de clasificación de superficie, a través de
ortofotografías que a pesar de estar claro, no todos los propietarios se enteran
de la convocatoria y no todos entienden correctamente la documentación
presentada, algunos de ellos debido a su avanzada edad. Actualmente
(recordamos que estamos hablando de 2003) se han aceptado algunas
reclamaciones y otras no, como entregar zonas prácticamente improductivas
clasificadas en 2ª categoría.
Se entregan las propiedades concentradas, prácticamente en precario, sin
realizar las infraestructuras adecuadas (pistas de acceso a las parcelas,
desagües, tomas de riego en cada propiedad, etc.). A pesar de tanto tiempo
a la espera de al concentración. Más de 10 años, en este largo periodo los
agricultores no saben a qué atenerse y tampoco saben cuando se acabará
la infraestructura adecuada, haciéndose mayores y con muchas ganas de
cambiar su explotación de secano a regadío.
Muchas parcelas nuevas quedan cruzadas por arroyos, caminos antiguos,
terraplenes, desmontes, arboledas, etc. SE establece un plazo de solicitud por
parte de la administración para su arreglo, cosa que a fecha de hoy no se ha
llegado a realizar, con el inconveniente para los propietarios que por su cuenta
han tenido que arreglarlo o no explotarlo por ser improductivo. ¿Se ha tenido
en cuenta la clasificación de estas tierras entregadas?
En muchos casos no se realiza una verdadera concentración de tierras, pues
la unidad familiar sigue manteniendo varias parcelas separadas sin haberlo
solicitado, con el consiguiente gasto de desplazamientos, infraestructura de la
explotación, etc. Es cierto que algunos propietarios solicitaron por separado las
propiedades de la unidad familiar, pero no la mayoría.
Los propietarios entregan un porcentaje de superficie, supuestamente para
pistas de servicios y subsanar errores de superficie. Técnicamente es muy
elevado, contando con los medios tecnológicos existentes en la actualidad.
Algunas preguntas: - Una vez visto sobre los planos los errores ¿Por qué se
sigue el trabajo sin rectificar? – Los responsables del trabajo ven los mojones
mal colocados. ¿por qué no rectifican? – Después de tantos años esperando a
la concentración parcelaria ¿Por qué se realiza tan mal? ¿Es posible que con
los medios tecnológicos disponibles hoy día, se pueda realizar tal chapuza? -
¿No hay ningún responsable que pague por su actuación? - ¿Los responsables
de esta concentración van a seguir realizando este tipo de trabajo? - ¡¿Aquí no
ha pasado nada?!. ¿Por qué nuestro ayuntamiento no ha intervenido ante la

-

-

-

-

-

-

-

-

Junta en defensa de los intereses de los agricultores de Guareña y en contra
del atropello que supone esta chapuza de concentración?
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS