Extremadura

Conoce la actualidad de Falange Auténtica en Extremadura

Igual que en la web general de Falange Auténtica (www.falange-autentica.org) existe una sección denominada "Estamos de acuerdo" en la que recogemos artículos, publicados en distintos medios de comunicación, que coinciden en todo o en parte con nuestros postulados, en esta web de Falange Auténtica en Extremadura traeremos a colación, en ocasiones, artículos y noticias publicadas en cualquier medio de comunicación regional (tanto los principales diarios, como revistas, publicaciones en internet, etc.) que de una u otra manera vengan a coincidir con los planteamientos de las mujeres y los hombres que militamos en Falange Auténtica.

Comenzamos con un artículo de Félix Barroso, publicado el pasado 28 de noviembre en su sección "La Pingolla", en el diario regional HOY, en el que trae a colación una cita de José Antonio Primo de Rivera que siempre tenemos muy presente, más aún en estos tiempos de crisis. Aquí tenéis el artículo de Félix Barroso:

PAGA PAGADERA

Mientras los políticos catalanes, todos, justifican sus resultados en las autonómicas de manera satisfactoria (¡qué cara dura tienen algunos), nosotros, belloteros y mangurrinos, seguimos buscándole las cosquillas a la extra de Navidad. A nadie debe extrañar que fuera un falangista el que implantó tal paga en 1944, haciéndola extensiva a todos los servidores del Estado en el Decreto Ley de 16 de diciembre del 49. Falangista y ministro de Trabajo era José Antonio Girón de Velasco, un camisa vieja que seguro que oyó a José Antonio Primo de Rivera decir aquello de "el capitalismo, tan desdeñoso, tan refractario a una posible socialización de sus ganancias en cuanto vienen las cosas mal, es el primero en solicitar una socialización de las pérdidas". Pero apuesto que Rajoy y los suyos, la derecha neoliberal, no oyeron tal proclama, ni, visto lo visto, les interesa oírla. Lástima que el antiguo jonsista castellano se bunkerizara y se vendiera al dictador y general Francisco Franco, considerado por los falangistas auténticos como el mayor traidor a los principios revolucionarios del nacionalsindicalismo.

La derecha de este país, a quien le produce urticaria todo lo que huela a Memoria Histórica, se ha cargado la paga extra de Navidad, que también es parte de esa Memoria. Y ello pese a que muchas de sus mesnadas son herederas ideológicas del franquismo. "No os puedo dejar solos", les dirá desde su tumba, amonestándoles, el viejo dictador. Ahora, en Extremadura, nuestro Monago no quiere ser monaguillo de su jefe de filas y ha dicho, clara y rotundamente, que el dinero que tendrán que devolverle los bancos se empleará, en parte, en incrementar la nómina navideña de los empleados públicos. Cuando Ibarra y Manuel Cañada mandaban en el PSOE y en IU, respectivamente y dentro del ámbito extremeño, le echaron la mano al cuello al capitalismo bancario y, aunque tarde, este ha acabado vomitando un buen puñado de euros. Monago, que se siente halagado, aunque lo niegue, cuando le llaman el "barón rojo", se ha subido al carro y, ¡hala!, a repartir dinero como un hada madrina.

Rajoy, la Sorayita y otros diestros personajes han puesto el grito en el cielo al ver que Monago se les ha subido a las barbas o a los coloretes. Pero Monago se resiste y advierte que la paga es pagadera y que el escritor italiano Pitigrilli se equivocó cuando afirmó que "los funcionarios son los empleados que el ciudadano paga para ser la víctima de su insolente vejación". Lógicamente, no esperamos que Monago se convierta en un furibundo anticapitalista, como lo fue su tocayo y la gente del PSOE (al menos, las bases) y los batalladores de IU. Pero sí esperamos que juegue su papel de "barón rojo" y alegre las Navidades a más de uno. Los empleados públicos extremeños son, en su gran mayoría, buena gente. El presidente de los mangurrinos y los belloteros (dicho con todo el cariño del mundo) es muy consciente de que, en la región extremeña, se cumple en un tanto por ciento elevadísimo la reflexión de Simón Bolívar: "Los empleos públicos pertenecen al Estado; no son patrimonio de particulares. Ninguno que no tenga probidad, aptitudes y merecimientos es digno de ellos". Por tanto, a tenor de las acrisoladas virtudes que acompañan a tales empleados, criminalizados muchas veces por las envidias, resquemores, resentimientos, tirrias y pelusas de los cuatro chiquilicuatres de turno, denles para turrón y otras cosas, que seguro que lo agradecerán las tiendas, los bares, los restaurantes y otros establecimientos.

Si el "barón rojo" se pone en su sitio y despliega, ante las narices de sus colegas de Madrid y otra gente ultramontana, el cartel de "No Pasarán", más que seguro que será ampliamente ovacionado y más que seguro también que, en Extremadura, se enterrará definitivamente, si es que queda algún rescoldo, de aquel Mariano José de Larra y su "Vuelva usted mañana".


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS