Comenzamos 2011 con la, para nosotros, nefasta noticia de que el Ministerio de Medio Ambiente, Medio rural y Marino (MARM) ha formulado la declaración de impacto ambiental favorable al proyecto de central térmica de ciclo combinado de 1.100 megavatios (MW) que la compañía Mérida Power S.L. promueve en Valverde de Mérida.

La citada declaración de impacto ambiental favorable al proyecto de Mérida Power se suma a la que en septiembre de 2009 recibió el proyecto de Iberdrola Generación en Alange, de 850 MW (que además cuenta con la autorización ambiental integrada que concede la Junta de Extremadura), y el de EGL en La Zarza, de 400 MW, el pasado mes de julio.

En Falange Auténtica no alcanzamos a entender cómo empresas altamente contaminantes, con una vida útil relativamente corta y además en zonas fértiles como son las vegas del Guadiana que cuentan con un rico patrimonio natural, agropecuario, paisajístico, histórico y monumental, pueden obtener la declaración de impacto ambiental favorable. Es del todo incomprensible que este tipo de empresas consigan dicha declaración, cuando a nadie se le escapa que el impacto ambiental en la zona será más que significativo.

No queremos ser mal pensados, pero creemos que algo tiene que ver la situación política de Valverde de Mérida con el hecho de que el proyecto de central térmica de ciclo combinado en la citada localidad haya obtenido la citada declaración favorable. Como todos sabemos, en Valverde desde hace ocho años se vienen repitiendo, voto arriba, voto abajo, los mismos resultados electorales, 3 concejales para el PSOE, otros 3 para el PP y los mismos para el Grupo Independiente de Valverde, que curiosamente en 2007 fue la formación que más votos obtuvo aunque no es la gobernante, ya que un curioso pacto contra-natura PSOE-PP dio la alcaldía a los “peperos”.

Fue el PSOE, con la todopoderosa ex-alcaldesa y ex-eurodiputada Manuela Frutos Gama, actualmente diputada en la asamblea de Extremadura, quien dio la alcaldía de Valverde de Mérida al PP. Todo con tal de que el regidor no fuese del Grupo Independiente, curiosamente (y ya van siendo muchas curiosidades) la única formación política que desde que se tuvo conocimiento del proyecto de Mérida Power S.L. se opuso abiertamente al mismo. Mientras que la señora Frutos Gama se ha posicionado siempre, alegando el engaño manifiesto de la creación de empleo, a favor de la instalación de la central térmica.

 

Falange Autentica contra la instalación de una central térmica en Guareña

 

A pesar de las declaraciones favorables de impacto ambiental es hora de que los acuerdos adoptados en pleno se hagan respetar. El ayuntamiento de Valverde, aún con la indecisión del PP, ya manifestó su rechazo a la térmica, igual que lo hizo la corporación de Guareña en pleno celebrado el 2 de agosto de 2007. Nuestro ayuntamiento también debe tomar cartas en este asunto, ya que si el proyecto sigue adelante tendríamos una central térmica de ciclo combinado a escasos kilómetros de nuestro término municipal. En el referido pleno todas las fuerzas políticas de Guareña declararon por unanimidad que nuestro pueblo era un municipio libre de térmicas. El propio alcalde abogó por el desarrollo sostenible, por la actividad agrícola de calidad y respetuosa con el medio ambiente. Rafael Carballo, en esa ocasión, habló de energías renovables, turismo de naturaleza y calidad, afirmando textualmente que “el desarrollo empresarial no debe hacerse a cualquier precio”.

 

 

Por todo ello invitamos a nuestras vecinas y vecinos a estar vigilantes, atentos para que tan rotundas afirmaciones y el acuerdo plenario por el que se declara a Guareña como municipio libre de térmicas se cumpla y sea una feliz realidad. No queremos empresas obsoletas y altamente contaminantes ni en nuestro término municipal ni en localidades limítrofes ya que estimamos que esas industrias son absolutamente incompatibles con la calidad de vida de nuestros pueblos.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS