Comunidad Valenciana

Conoce la actualidad de Falange Auténtica en la Comunidad Valenciana

Por primera vez desde hace 23 años, la televisión autonómica valenciana no pudo retransmitir la "cremá" de las fallas. Los paros convocados por trabajadores de Canal 9, como protesta por el ERE que amenaza con dejar en la calle a centenares de empleados del canal autonómico, ha sido la causa que, muchas personas, no pudieran contemplar el espectáculo de las llamas y la pólvora ardiendo en la noche valenciana.

El ERE de RTVV, se inscribe en la política de recortes anunciados por el Gobierno de la Generalidad Valenciana, con el fin de ajustar el déficit comprometido, o más bien impuesto, por el Gobierno Central para cumplir a su vez con los objetivos que nos vienen marcados desde una Europa, a la que cada vez más, muchos españoles estamos comenzado contemplar como a la "despiadada" madrastra del cuento.

Aunque dese aquí, hemos defendido la necesidad de reestructurar el ente de comunicación autonómico, con el fin de reducir unos recursos que pueden ser redirigidos a cubrir necesidades de carácter social, y por ello en un principio podríamos estar de acuerdo con la medida, no podemos obviar sin embargo que, el necesario ajuste, provocará sin duda que muchas personas pierdan su puesto de trabajo con lo que esto conlleva en estos momentos.

crema_valencia

Estamos convencidos que, ERES como el que amenaza a RTVV, pueden ser enfocados desde el punto de vista de asegurar el necesario y obligado ahorro de costes, suavizando en lo posible los perjuicios que puedan ser causados hacia los trabajadores de la cadena. En este sentido, la reducción de horas de emisión, una nueva política de racionalización y contratación de programas, tanto por medios propios como ajenos, con dimensiones más razonables, avanzar en la producción y colaboración con otras emisoras autonómicas etc. son un ejemplo de medidas que pueden tomarse para reducir el impacto del expediente de regulación.

De especial importancia tiene el capítulo de gastos de representación, así como la reducción de altos cargos, muchos de ellos con importantes sueldos a cambio de contra prestaciones laborales, no siempre proporcionadas, que han ido aumentando a lo largo de los años. La posibilidad de la cesión o venta, de algunas partes del ente público de comunicación a alguna empresa privada que pudiera mantener el mayor número posible de puestos de trabajo, debería ser una opción destacada en este tipo de fórmula y digna al menos de estudio.

En definitiva, es innegable que a lo largo de todos estos años, la radio televisión Valenciana ha ido aumentando su magnitud y presupuesto hasta un punto insostenible en el momento actual, y todo ello con una deuda multimillonaria de complicada resolución, si no se toman medidas determinantes. Pero hacer recaer casi en exclusiva sobre sus trabajadores, el sacrificio necesario para solucionar los errores y desmesuras que han causado los políticos, guiados como siempre por sus intereses, sin agotar todas las vías disponibles no es de recibo, y no puede ser admitido así como así de buenas a primeras.

Versión en valenciano

Per primera vegada des de fa 23 anys, la televisió autonòmica valenciana no va poder retransmetre la " crema" de les falles. Les parades convocats per treballadors de Canal 9, com a protesta per l'ERE que amenaça de deixar en el carrer a centenars d'empleats del canal autonòmic, ha sigut la causa que, moltes persones, no pogueren contemplar l'espectacle de les flames i la pólvora cremant en la nit valenciana.

L'ERE de RTVV, s'inscriu en la política de retalls anunciats pel Govern de la Generalitat Valenciana, a fi d'ajustar el dèficit compromés, o millor dit, impost pel Govern Central per a complir a la seua vegada amb els objectius que ens vénen marcats des d'una Europa, a la que cada vegada més, molts espanyols estem començat contemplar com la "despietada" madrastra del conte.

Encara que dese ací, hem defés la necessitat de reestructurar l'ens de comunicació autonòmic, a fi de reduir uns recursos que poden ser redirigits a cobrir necessitats de caràcter social, i per això en un principi podríem estar d'acord amb la mesura, no podem obviar no obstant això que, el necessari ajust, provocarà sens dubte que moltes persones perden el seu lloc de treball amb el que açò comporta en estos moments.

Estem convençuts que, ERES com el que amenaça a RTVV, poden ser enfocats des del punt de vista d'assegurar el necessari i obligat estalvi de costos, suavitzant en la mesura que es puga els perjuís que puguen ser causats cap als treballadors de la cadena. En este sentit, la reducció d'hores d'emissió, una nova política de racionalització i contractació de programes, tant per mitjans propis com aliens, amb dimensions mes raonables, avançar en la producció i col•laboració amb altres emissores autonòmiques etc. són un exemple de mesures que poden prendre's per a reduir l'impacte de l'expedient de regulació.

D'especial importància té el capitule de gastos de representació, així com la reducció d'alts càrrecs, molts d'ells amb importants sous a canvi de contra prestacions laborals, no sempre proporcionades, que han anat augmentant al llarg dels anys. La possibilitat de la cessió o venda, d'algunes parts de l'ens publique de comunicació a alguna empresa privada que poguera mantindre el nombre més gran possible de llocs de treball, hauria de ser una opció destacada en este tipus de fórmula i digna almenys d'estudi.

En definitiva, és innegable que al llarg de tots estos anys, la ràdio televisió Valenciana ha anat augmentant la seua magnitud i pressupost fins a un punt insostenible en el moment actual, i tot això amb un deute multimilionari de complicada resolució, si no es prenen mesures determinants. Però fer recaure quasi en exclusiva sobre els seus treballadors, el sacrifici necessari per a solucionar els errors i desmesures que han causat els polítics, guiats com sempre pels seus interessos, sense esgotar totes les vies disponibles no és de rebut, i no pot ser admés així com així de colp i volta.


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Falange Auténtica se expresa a través de sus comunicados y campañas y de los editoriales de esta web. La organización no hace necesariamente suyas las opiniones vertidas en los artículos firmados.

Solidaridad con Argentina