Por C. Vara

Como un empresario acostumbrado al monopolio y al aquí mando yo, preocupado por el avance de su competencia y por no poder ejercer su poder sobre parte del mercado, el presidente de EEUU realizó una gira por Iberoamérica el pasado mes de marzo. Con el único propósito de confirmar en qué naciones puede seguir haciendo negocietes y a cuáles sigue teniendo agarradas bien de sus partes, visitó Brasil, Colombia, Guatemala, México y Uruguay. La versión oficial de la visita era que ésta se producía para estrechar lazos y transmitir un mensaje de cooperación con estos países, cuyos gobernantes estaban demostrando que tomaban las decisiones correctas. Decisiones correctas para los interesen norteamericanos, evidentemente.

 

En un continente donde la mano estadounidense aplasta cualquier conato de desobediencia, eso sí, apoyada siempre por la oligarquía de turno de cada país en cuestión, y en unas tierras cada vez más empobrecidas -los últimos informes hablan de 49 millones de personas por debajo del umbral de la pobreza-, el administrador único de medio mundo se paseó con sus andares chulescos y sus mensajes preestablecidos.

Leer más...

Por Alejandro Petrucelli (Argentina)

TODOS DESCONFÁAN DEL ÁNDICE DEL COSTO DE LA VIDA DE ENERO

En un marco de sospechas, el gobierno argentino difundió el índice de inflación de enero, que trepó al 11. El anuncio, que llegó dos horas más tarde de lo previsto, derivó en una polémica con la oposición. El oficialismo sostiene que la cifra alcanzada es objetiva y que la misma fue avalada por un escribano. Por su parte, el diputado y candidato a presidente por el POR, Mauricio Macri, aseveró que, según sus mediciones, la inflación trepó al 21 %.

Resultó más que llamativo que no se hayan distribuido a los medios de prensa las planillas donde se especifican los distintos rubros que determinan el índice.

Los cruces entre el gobierno y la oposición se originaron cuando la Ministra de Economía, Felisa Miceli, desplazó de su cargo a la directora del Ándice de Precios de Consumo, Graciela Bevacqua. El relevo obedeció a la negativa de Bevacqua a ceder a las presiones del Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien le exigió la lista confidencial de los comercios en los que se realizaron los controles para confeccionar el índice.

Todo hace suponer que las cifras que manejaba el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) eran superiores a las anunciadas por el gobierno.

Leer más...

Por Alonso Goya

Cae la noche en las afueras de Buenos Aires. Un sucio y oscuro apeadero, rodeado de descampado y villas miseria, se encuentra abarrotado de mayores, maduros y niños con ropas harapientas. Todos tienen en sus manos llenas de mugre algún artilugio que les servirá para desarrollar con mayor éxito o con un poco de menos esfuerzo la dura jornada de trabajos forzados -forzados por la necesidad de comer- que ahora comienza.

A la lejanía se acerca el tren emitiendo un pitido ensordecedor, el mismo que emitirá cada vez que pase por un apeadero o por una estación -éstos sí "normales"- para avisar de que no parará ya que se trata del tren de los cartoneros.

 

Cuando llega al apeadero apenas da tiempo a que se detenga del todo; cientos de seres humanos se lanzan como una jauría para poder agarrar el medio de transporte que le dejará en su "lugar de trabajo, las oscuras calles de la ciudad porteña. Se agolpan, se aprietan; uno no sabe si lo hacen para que quepan más o para resguardarse del frío, ya que el convoy no lleva cristales en las ventanas ni puertas y el invierno en Buenos Aires es duro.

 

Y así, como si de un tren de leprosos se tratase, atraviesa a toda velocidad y siempre acompañado del ensordecedor pitido parte de la provincia de Buenos Aires, hasta llegar a su estación de destino en Capital Federal donde les espera una noche de esfuerzo y de penurias.

Esta palabra, cartoneros, que podría perfectamente ser el título del último éxito cinematográfico del director de moda o el nombre de una banda de rock, en realidad es la ocupación de más de 10.000 personas en el Buenos Aires del siglo XXI.

Leer más...

Comunicado del Movimiento Peronista Auténtico

El 4 de abril pasado, los docentes nucleados en los Gremios ATEN, SADOP y ADUNC decidieron cortar el paso de la ruta 22, a la altura de la localidad de Arroyito, en el marco de la huelga que lleva 30 días sin solución, por parte del gobierno.

El corte fue violenta y ensañadamente reprimido; en base a instrucciones políticas dispuestas por el Gobernador Jorge Sosbisch; ejecutadas por el Subsecretario de Seguridad Raúl Pascuarelli y personal subalterno civil y policial.

 

El fusilamiento a dos metros de distancia del compañero Docente Carlos Fuentealba, de 41 años, cuando se encontraba dentro del auto, escapando de la avanzada policial, es una clara muestra de una costumbre de los gobiernos emepenistas: la represión como forma de enfrentar la protesta social y, como hace diez años con Teresa Rodríguez, también deja heridos graves y muertos.

Leer más...

Por C. Vara

Dicen que cuando alguien ha sufrido un ataque o una mala acción por parte de otra persona y esto le ha provocado sensación de miedo, éste suele borrarse del todo cuando la persona causante de dicha sensación fallece y desaparece para siempre.

Aparentemente esto debería ocurrir en Chile con la muerte del ex dictador Augusto Pinochet, pero desgraciadamente parece que no va a ser así.

Los diecisiete años de mandato de Pinochet, de 1973 a 1990, dejaron, por obra y gracia de la temida y terrible Dirección de Inteligencia Nacional, más de 3.000 muertos y desaparecidos y 28.000 torturados, espeluznantes cifras que no parecen estremecer a todos por igual.

Leer más...