Por Flecha

Muchos nos levantábamos hace unas semanas con una agradable noticia. Los que viven cerca del Atlántico tal vez han tenido más suerte que los que miramos al Cantábrico o el Mediterráneo y han podido ver ondear al otro lado del océano que divide nuestra patria hispana la bandera roja y negra sandinista.

Con 737.500 votos, los sandinistas arrasaban en las elecciones municipales de Nicaragua aumentando en un 20% con respecto a las anteriores elecciones. Es interesante saber que muchos de los nuevos votos vienen de la gente joven que vota por primera vez.

Leer más...

Por Tacho

El pasado día primero del año tomaba posesión, en un ambiente de euforia y alegría, el nuevo presidente de Brasil, Luis Ignacio Lula da Silva, un viejo luchador sindicalista y obrero metalúrgico. Esto no tendría mayor trascendencia si se produjese en otro sitio, pero ha ocurrido en Brasil, un país con el 40% del PIB de América del Sur y con una población de 170 millones de habitantes, donde, al menos un tercio vive en la pobreza más absoluta e indignante. Y ha ocurrido en un país nunca hasta ahora gobernado por alguien "de abajo, es decir, de las clases populares. Como rezaba una pancarta colocada al lado de la Catedral de Brasilia: " Los que nunca tuvieron gobierno saludan al presidente Lula, muy expresiva.

Leer más...

Por Carlos Javier Galán

Durante años, los falangistas auténticos venimos defendiendo un sistema sindicalista, donde los modelos de empresa admitidos -o cuando menos predominantes- sean de economía social -esto es, modelos en los que el capital sea justamente retribuido, pero no ostente necesariamente la propiedad ni la gestión de la empresa-. A este respecto, muchas veces me había asaltado la duda de si el capital aceptaría una legislación de ese tipo, si admitiría reducir sus privilegios para seguir ganando dinero, o si, por el contrario, la economía nacional se podría descapitalizar peligrosamente. Como observador de experiencias alternativas y socializadoras, creo que el ejemplo boliviano viene a dar cumplida respuesta a esa pregunta.

Cuando Evo Morales anunció que el pueblo boliviano recuperaba la legítima propiedad de sus recursos naturales, las empresas petroleras se rasgaron con estruendo las vestiduras y profirieron amenazas de todo tipo: políticas, jurídicas y económicas. Algunos gobiernos como el nuestro –que nunca han alzado su voz en defensa de los millones de bolivianos que viven en la miseria, que ni siquiera defienden a las pymes ni los trabajadores españoles, y que es dudoso que hagan lo propio con nuestros intereses nacionales- se apresuraron a respaldar activamente los particularísimos intereses de las multinacionales españolas, como si fuera un asunto que afectase al bien común de la nación. El duo Moratinos-Zapatero ha quedado ahora en evidencia, porque se ha demostrado que no estábamos ante ningún expolio –todo lo contrario: es posible que estemos ante el fin de un expolio- y que las multinacionales saben defenderse muy bien ellas solitas. Finalmente, todas las compañías han acabado firmando los nuevos contratos negociados con el gobierno de este país hermano. Y, para que sus cotizaciones en las Bolsas no se resientan, se han apresurado a proclamar a los cuatro vientos que su permanencia allí en la nueva situación seguirá reportándoles jugosos beneficios.

Leer más...

Por Cobalto

Una vez terminado el escrutinio, se confirmó el triunfo de Martín Torrijos en las elecciones presidenciales de la hermana República de Panamá.

Al frente de la coalición Patria Nueva, integrada por los nacionalistas del PRD y los socialcristianos del PP, este licenciado en Ciencias Políticas y Económicas por la Universidad de Tejas, de 40 años y amplia experiencia en la empresa privada y la administración pública de su país, se ha caracterizado por la renovación del histórico partido de los trabajadores panameños y por proponer a sus compatriotas un amplio pacto social contra la pobreza, la corrupción y la delincuencia.

Además de congratularnos por la consolidación del proceso democrático en Panamá, los falangistas auténticos hacemos votos porque el presidente electo siga la senda que iniciara su padre, el General Omar Torrijos que, en línea con otros estadistas y dirigentes hispanoamericanos como Perón, Haya de la Torre, Unzaga de la Vega, Albizu Campos o Augusto Sandino, trató de abrir una 3ª vía para el patriotismo social y democrático en aquellas repúblicas hermanas.

La tarea del nuevo Presidente Torrijos es difícil y trabajosa porque además de cumplir con su programa, habrá de hacer posible una amplia y generosa política social. Nosotros, desde España, le deseamos los mejores éxitos, por el compromiso que tiene con la memoria de su padre y, lo que es más importante, el que tiene con su pueblo.

Por Alejandro Petruccelli (Argentina)

La desaparición de Jorge Julio López, testigo principal en el juicio que condenó al represor Miguel Osvaldo Etchecolatz a reclusión perpetua por los crímenes cometidos durante la última dictadura militar en Argentina, continúa siendo un misterio. La aparición de su llavero en el jardín de su casa, abrió expectativas que pronto se desvanecieron, cuando una pericia confirmó que el mismo no tenía huellas dactilares. El hallazgo del llavero, el cual habría sido arrojado entre diez y quince días atrás, fue interpretado como un mensaje mafioso.

López, un albañil de 77 años, permanece desaparecido desde la madrugada del 18 de septiembre. Todas las pistas que manejaron los investigadores hasta hoy dieron resultados negativos. Las primeras hipótesis sostenidas fueron la de un secuestro organizado por grupos paramilitares cercanos a Etchecolatz, con la intención de amedrentar a testigos de futuros juicios contra represores, tras la anulación de las Leyes de Punto Final y Obediencia Debida, hasta algún problema de salud, pasando por un alejamiento acordado con su familia en busca de protección, ante posibles atentados a su vida.

El círculo cercano a Etchecolatz está bajo sospecha. También lo están algunos personajes que añoran los años de plomo y que tiempo atrás reivindicaron la represión ilegal y solicitaron amnistía para sus ejecutores.

Leer más...