Enrique Antigüedad, en FalangeHoy

Los camaradas de FalangeHoy (www.falangehoy.es.vg), tuvieron la amabilidad de entrevistar a nuestro camarada Enrique Antigüedad, al poco tiempo de anunciarse la creación de Falange Auténtica.

Con la transcripción de esta entrevista, iniciamos una nueva sección que pretende ofrecer a través de una serie de preguntas y respuestas una visión personal de las ideas y de las opiniones de los entrevistados.

Esta primera entrega recoge las opiniones de nuestro camarada, en un intento por plasmar la opinión general de los miembros de Falange Auténtica. Las respuestas son fruto consciente del consenso de varias personas que, como el propio Enrique han optado por este camino comprometido de la Auténtica, sin rencores, pero al tiempo sin ningún complejo ante el mundo azul.

 


FalangeHoy /¿Cuáles son los objetivos a corto plazo de la Falange Auténtica? ¿Entra la posibilidad de concurrir a las próximas elecciones municipales del año próximo?

Enrique Antigüedad / Los objetivos a corto plazo de Falange Autentica son crear una base militante suficiente para poder dar a conocer al pueblo español su proyecto político, un proyecto político netamente falangista. Para ello optamos por establecer un contacto fluido con el resto del pueblo español, constituyéndose por tanto como objetivo inmediato sacar al falangismo, y al falangista, de la marginación social y política en que se encuentra actualmente, en ocasiones con parte de responsabilidad.

La concurrencia a las próximas elecciones municipales forma parte de los objetivos de Falange Auténtica. No en vano, los que conformamos esta organización creemos firmemente que la vía municipal es, a corto plazo, la que mejores resultados puede deparar a los falangistas y además facilita el contacto con el pueblo a que me refería anteriormente. Obviamente dependeremos de nuestra capacidad de movilización para poder presentar mayor número de candidaturas a las Elecciones, pero nuestra presencia esta garantizada.

FH / ¿Cuándo surge la idea de crear la Falange Auténtica? ¿Cuál es el principal motivo?

EA / Desde que algunos camaradas empezamos a percibir que es imposible llegar a un mínimo consenso sobre el camino a seguir por FE- La Falange, de donde procedemos todos nosotros, la idea de resucitar o reflotar la organización falangista que habíamos tenido en muchas ocasiones como referente político toma una cierta fuerza. Posteriormente, al decidir el día 16 de Febrero abandonar definitivamente la disciplina de FE-La Falange, algunos de los que nos constituimos en Mesa Nacional Falangista, planteamos al resto de los camaradas que la utilización de La Auténtica nos sería muy útil a efectos de iniciar nuestro camino con cierta definición ideológica. Entendimos que era necesario hacer patente la distinta percepción que nosotros tenemos del falangismo, con respecto a la idea que no compartimos del Frente Español, amplio en sus componentes y en nuestra opinión, carente de suficiente homogeneidad en sus fines políticos. Nosotros no aspiramos a hacer compatibles ideas políticas que se repelen y por ese motivo, al reconocer nuestra incapacidad de hacer política con los sectores más derechistas de FE-La Falange y dejar el campo abierto a los que sí participan de esa idea, optamos por definir en positivo nuestro proyecto alternativo basándonos en la idea de progresismo y subversión que todos teníamos sobre La Auténtica.

FH / ¿Tiene algo que ver la Falange Auténtica o el nombre está inspirado en la Falange Española Auténtica que actuó hasta mediados de los años 90? EA / Los que hemos iniciado este proyecto somos en la práctica totalidad, ex-miembros de FE-La Falange, anteriormente de FE-JONS y es probable que algunos de nosotros provengan originariamente de FE-JONS (auténtica), si bien serán los menos. Por ello, al elegir el nombre nos fijamos sobre todo en la historia de lo que fue La Auténtica, reconociendo que en alguna medida, existe una mitificación excesiva de dicha organización, pero estimando que aún así, declararse herederos de la labor de aquellos camaradas en los agitados años posteriores a la muerte de Franco, puede decir bastante sobre cuál es nuestro talante político. Yo no olvidaré jamás que en mi pueblo de origen, el madrileño municipio de Getafe, cuando comencé a mediados de los ochenta mi militancia falangista, aun se podían ver por las paredes pintadas de La Auténtica. Esas pintadas no se limitaban al consabido ARRIBA ESPAÑA o al poco clarificador ROJOS NO, sino que más bien evitaban esos mensajes y se centraban en asuntos más sociales. BANCA SINDICAL, FALANGE CON EL OBRERO, NO A LA SUBIDA DEL PAN, fueron siempre las pintadas falangistas que más me gustaron y las que siempre que pude imité desde Falange Española de las JONS. Puede que así se explique en gran medida el porqué del nombre de nuestra organización.

Sin embargo, ha de quedar claro que no vamos a ser una reproducción de aquella falange. Somos conscientes de las diferencias entre el mundo del año 2002 y la realidad española de finales de los 70, de la misma manera que ellos supieron ver que ya no podían hacer política como si vivieran en los años treinta. Distintos problemas precisan de distintas soluciones, si bien la esencia y los principios que mueven la acción son los mismos. Hoy, problemas como la globalización y sus consecuencias de desigualdades o inmigración forzosa, deben ser atendidos por los falangistas actuales y no pudieron serlo en aquellos años por no ser de importancia o por no existir siquiera. Por el contrario algunos debates de aquellos años hoy están totalmente superados y algunos problemas han ido perdiendo importancia con el paso de los años.

FH / Sabemos que la Falange Auténtica nace impulsada por miembros de la Mesa Nacional Falangista, ¿qué relación tenéis con la Mesa Nacional Falangista después de que ésta anunciara su constitución en un partido político? ¿Han existido divergencias con esta organización que han motivado la división bajo dos siglas diferentes?

EA / Seria absurdo negar que han existido divergencias en el seno de la MNF. Ciertamente se ha optado por iniciar dos proyectos distintos porque en los terrenos de lo estratégico y de lo táctico, no había un total acuerdo sobre el camino a seguir. Desde Falange Auténtica, entendemos que los grupos falangistas comparten en gran medida los objetivos finales de su lucha y consideramos que no es ni perjudicial ni extraño que para llegar a esos objetivos se utilicen caminos distintos. Precisamente por nuestras ideas falangistas, damos poca importancia a que sea un partido u otro el que defienda nuestros ideales de Justicia y de Patria Grande y Solidaria, lo que queremos no es el triunfo de unas siglas falangistas sino de las propuestas y los valores de convivencia que implica el ser falangista.

Los camaradas de la MNF cuentan con nuestro respeto y les deseamos todo tipo de éxitos, puesto que somos conscientes que no son ellos, ni ningún otro falangista, nuestros enemigos. Estamos seguros que ellos mantendrán hacia nosotros la misma actitud, de manera que nuestras relaciones serán, así lo deseamos, fluidas y cordiales, concediéndonos a nosotros mismos y por supuesto a ellos el margen necesario de independencia, para que cada cual dirija su proyecto de la manera que mejor estime que puede servir a las ideas falangistas.

FH / A su vez la Mesa Nacional Falangista nace tras una escisión de Fe/ La Falange. ¿Cuál fue el motivo principal de dicha división? ¿Existe posibilidad de volver a unirse en un futuro? ¿Qué opinión os merecen las críticas que afirman que no trabajáis por la unidad falangista?

EA / Las causas para la escisión producida en FE-LA Falange se recogen resumidas en el Manifiesto 2002, que ya suscribimos en su momento. No han variado. Tocante a las posibilidades de volver a unirse en el futuro, lo primero es decir que en general ese no es el objetivo principal de Falange Auténtica. Es probable que podamos converger en determinadas cuestiones y el futuro nos irá indicando en cada momento en que asuntos podemos hacer frente común y puntualmente veremos que tipo de frente común podemos asumir todos. Más allá de esa colaboración que pudiera darse en el futuro, como he dicho, la unidad no va a ser una prioridad política de Falange Auténtica.

La unidad de los falangistas bajo un solo partido político, no es para lo que los camaradas de Falange Autentica estamos en política. Queremos que España y el mundo se rijan por principios de Justicia y Solidaridad. Queremos que el individualismo y el consumismo que trae consigo el Capitalismo no sean los motores que muevan el mundo. Queremos y pretendemos una profunda regeneración de los modos de vida occidentales, con la intención de conseguir superar el déficit democrático que suponen los sistemas representativos por partidos políticos. Queremos una Patria Abierta, Grande y Solidaria, con un Estado garante de una profunda Justicia Social. Queremos que desde la Libertad y la Responsabilidad, el pueblo participe en las decisiones que afectan a su vida diaria. Deseamos que se rompan algunos tabúes impuestos por el sistema de pensamiento único. Queremos ayudar a las personas a que reconozcan algunas verdades tales como que la economía debe estar al servicio de las personas y no al revés. Que las instituciones públicas deben tomar parte en las disputas que se planteen entre los poderosos y los más débiles, para ponerse a favor de estos últimos, por muy poco liberal que eso sea. Que el trabajo y la capacidad de las personas debe ser fundamental a la hora de delegar en ellos la alta tarea de dirigir los destinos de la Nación, oponiéndonos por ello, tanto a la primitiva Monarquía como a la triste representación de nuestros intereses a través de partidos políticos profundamente antidemocráticos, en un claro intento de coartar la autentica democracia.

Estos son parte de nuestros objetivos y además consideramos que en ocasiones se ha pensado que todos los que nos hemos autodenominado falangistas somos iguales, lo cual no es cierto. Probablemente todos coincidamos en la admiración por determinados personajes, especialmente José Antonio, pero no es menos cierto que ni siquiera hemos coincidido siempre en el motivo por el que teníamos esa admiración. Por todo ello, no pretendemos la unidad de los falangistas, sino más bien la unidad en la acción política de todos los que tengan los mismos objetivos de la Falange Auténtica.

FH / ¿Cuál es vuestra propuesta con respecto a temas tan conflictivos como la inmigración clandestina o el aumento de la delincuencia?

EA / Para empezar creemos que la formulación de esta pregunta tiene ya una carga de valor que no compartimos. Nosotros no creemos en la ecuación delincuente=inmigrante. Por tanto, la respuesta a esta pregunta tendrá dos apartados completamente distintos.

Delincuencia.- Entendemos que se debe compatibilizar el principio de presunción de inocencia con el derecho a la seguridad que tenemos todos los ciudadanos. Creemos imprescindible que se reforme el sistema penitenciario para convertirlo en un sistema penitenciario eficaz, que no permita que se "burlen" y vulneren las normas del Código Penal. Consideramos además, que la función de la pena o condena, además de un carácter rehabilitador que aplaudimos, debe tener una función coercitiva e intimidatoria y ser considerada como un castigo. Cumplimiento integro de las penas para determinados delitos o evitar que se den casos de impunidad, podrían, entre otras cosas, conseguir que no se apelara en tantas ocasiones a solicitar la reinstauración de la pena de muerte, a la que nos oponemos, y que no sería sino la constatación de la ineficacia de nuestro sistema penitenciario. Creemos que en gran medida los valores de esta sociedad, incrustados en lo más hondo de nuestras conciencias nos empuja en demasiadas ocasiones a elegir el camino del delito antes que renunciar a las ventajas que publicita la televisión para los que tienen dinero. No se podrá acabar jamás con la delincuencia sin antes educar a la sociedad en valores que eviten la necesidad de delinquir.

Inmigración.- Antes de hacer consideración alguna sobre este tema diremos en primer lugar, que los inmigrantes son personas igual que nosotros y que como tales hemos de considerarlas, defenderlas y buscar para ellos lo mismo que para los españoles: justicia, vida digna y posibilidades de desarrollarse plenamente en nuestra patria. La inmigración se produce a consecuencia del problema mayor de la emigración forzosa. Esta es a su vez consecuencia de la globalización, de las profundas desigualdades unidas a los grandes avances en el terreno de la comunicación y transportes. Buscar una solución requiere un tratamiento de conjunto del problema, convirtiéndose casi más en un asunto de política exterior que interior. Evidentemente todo Estado debe tener censadas a aquellas personas que residan en su territorio y estas no pueden serlo en número ilimitado, algo básico para la planificación económica y social, pero entendemos que los mayores esfuerzos que deben realizarse para evitar una saturación aún lejana, lo son en el marco de la política exterior, ya que las políticas de interior o frontera encaminadas a impedir la entrada de inmigrantes han resultado siempre ineficaces, cuando es evidente que los que se ven obligados a emigrar, están dispuestos a lo que sea necesario para poder compartir con nosotros el pan del que carecen en sus países de origen. No entendemos ni compartimos las dificultades que actualmente tienen los inmigrantes, que de hecho están trabajando, para conseguir regularizar su situación, dichas trabas solo contribuyen al aumento de la economía sumergida, una nueva forma de esclavitud y además propician que un cierto número de esos inmigrantes se decanten por la delincuencia al no poder ejercer ningún trabajo de manera legal.

La inmigración es sólo la punta del iceberg. Mientras no transformemos el sistema que origina este fenómeno, no podremos acabar con él. Los grandes movimientos de población devienen en algo injusto tanto para los nacionales de países de origen como para los de países de destino. Son una creación nefasta del capitalismo y de la globalización del sistema económico liberal, y sólo podrá atajarse sustituyendo estos por un sistema más justo que plantee como alternativa al interés codicioso de las naciones ricas un deseo sincero de hacer que el mundo sea habitable en cualquier sitio del mismo. En lo referente al problema diario que se produce debido a las dificultades de cualquier convivencia, opinamos que desde luego somos partidarios de primar la inmigración hispanoamericana y promover por todos los medios la integración con el respeto a nuestro modo de vida, nuestras leyes y costumbres.

FH / ¿Qué opináis del actual momento en lo que se refiere al mundo falangista? ¿Creéis que estamos viviendo un momento dulce o por el contrario la actual división no nos debe hacer ser optimistas?

EA / Como decía con respeto a la unidad de los falangistas, no creemos que esta pueda hacerse si no es basándose en una serie de objetivos claros a conseguir. En alguna medida creemos que algunas organizaciones azules han perdido el norte precisamente por pasar la mayor parte de su tiempo intentando conseguir la unidad y poco dedicadas a conseguir lo que son de verdad los objetivos de La Falange. Conseguir que las personas puedan vivir en Libertad, unidas en un proyecto de vida en común saludable, patriótico, que nunca se conforme con una situación injusta, con un sistema educativo que inculque en nuestros hijos el deseo de ver un mundo mejor que el que les ha tocado vivir, pensando con su propia cabeza y no con los mensajes publicitarios de la televisión, son las verdaderas responsabilidades no solo de los falangistas sino de cualquier persona comprometida con su tiempo y con el futuro. No podemos ser optimistas si no se consigue que los falangistas estén siempre emitiendo este mensaje de subversión y luchando permanentemente para que la libertad, la justicia, la dignidad, la solidaridad y todos los valores que inspiran nuestras ideas sustituyan de una vez al egoísmo y la codicia.

No somos por ello ni optimistas ni pesimistas debido a que exista o no división entre los falangistas.

FH / Pasando a cuestiones internacionales ¿qué opinión os merecen los acontecimientos de Venezuela? ¿Consideráis necesario dar un trato prioritario a las relaciones entre España y los pueblos hermanos de Hispanoamérica?

EA / Lo ocurrido en Venezuela no es sino un ejemplo más de cómo el sistema es en realidad antidemocrático y carece de cualquier escrúpulo a la hora de imponer su Ley en cualquier parte del mundo. Según las normas liberales, el gobierno legítimo de Chaves, sólo debiera ser sustituido tras unas elecciones y así hubiera sido si se plegará a los mandatos de los EEUU y la oligarquía mundial. No podemos cantar demasiadas alabanzas hacia el Gobierno del Sr. Chavez, alguien que nos resultó muy atractivo antes de llegar al gobierno de Venezuela y que parecía que iba a poner en marcha una verdadera revolución social alejada del materialismo tanto liberal como marxista. Aparentemente se quedó en un populismo más o menos pintoresco adornado de grandes discursos retóricos y pocas medidas realmente efectivas para sacar a la población del país hermano de una situación de gran desigualdad social.

Consideramos imprescindible un trato prioritario a las relaciones con los pueblos hispanoamericanos. De hecho, consideramos que por su historia y la nuestra, somos vástagos de un mismo tronco común y esa ventaja de entendimiento y fraternidad debiera ser aprovechada para establecer con ellos una relación más fluida que la actual. Resulta insultante que las autoridades pongan todo tipo de trabas a los hispanoamericanos para poder entrar en España, mientras que se establecen acuerdos de libre circulación con naciones tan profundamente distintas de nosotros como lo son las europeas.

No por ello rechazaríamos las relaciones cordiales y fluidas con Europa o con los países Árabes, con los cuales no es menos cierto que también ha existido una relación histórica permanente y que es positivo que se mantenga, más aún cuando reclamamos para España la tarea ingente de globalizar los valores falangistas, que no queremos dejar para uso exclusivo de los españoles.

FH / Y con respecto a Le Pen y el FN ¿creéis que la Falange debe tomar como ejemplo al FN o por el contrario son dos modos de hacer política diferentes?

EA / Consideramos que el Frente Nacional Francés es un partido del sistema. Su poder y su existencia son consecuencias directas del sistema y de hecho sirven de válvula de escape para que la presión se canalice y no se produzcan verdaderos cambios en el modelo político. Son un cómodo enemigo de los partidos tradicionales, que se ven legitimados ante el pueblo al suponer la alternativa a la amenaza ultra.

Los fundamentos del FN son en definitiva, otra vez el egoísmo y la injusticia hacia los que no son nacionales franceses. Con semejante mensaje jamás podrán contar con simpatía alguna por parte de Falange Auténtica. Creemos en la justicia universalizada y eso es incompatible con el nacionalismo a ultranza.

Difícilmente podremos considerarlos como ejemplo cuando disentimos tan profundamente de su inspiración política. Es triste que cuando el sistema hace aguas sean los que en el fondo exacerban los principios del sistema los que se vean beneficiados. Nosotros queremos ser una alternativa al sistema y no una consecuencia de su fracaso.

FH / Finalmente, ¿cómo resumiríais en una frase el objetivo de la Falange Auténtica?

EA / Falange Autentica quiere ofrecer una herramienta política para transformar la sociedad, sustituyendo los valores del individualismo y la codicia material por valores más propios del ser humano, como la Justicia, la Libertad, la Dignidad y la Solidaridad.


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS