El pleno constituyente de la nueva Corporación de Ardales, en la que los dos concejales de Falange Auténtica apostaron por el relevo en la alcaldía y dieron su apoyo a Juan Calderón, candidato de Izquierda Unida-Los Verdes, ha tenido amplia repercusión en los medios informativos de ámbito nacional.

20 Minutos, Metro, Libertad Digital, La Razón (que, al contrario que otros medios que han profundizado políticamente algo más allá de la anécdota, despacha el asunto con tópicos y falsedades) y El Mundo, entre otros, se hicieron eco de la noticia del pleno.

También la noticia del apoyo de FA al candidato de IU en esta localidad malagueña saltó a los medios regionales de distintas comunidades, como Andalucía 24 Horas, Huelva Información, Cantabria Liberal, el canario Magec Info, La Voz de Galicia, el navarro Diario de Noticias, Noticias de Gipuzkoa, Diario Noticias de Álava o El Correo.

Leer más...

  • El Mundo: "Ortiz insistió en que los vecinos han pedido un cambio y las personas están por encima de los partidos".
  • Sur: "IU y FA defendieron que les une el talante democrático, los intereses de los vecinos de la localidad y los proyectos que incluyeron en su programa electoral para el pueblo"

La noticia de que la alcaldía de Ardales, tras dos décadas ocupada por Salvador Pendón (PSOE), pasaba a estar desempeñada por Juan Calderón (IU), relevo propiciado por los votos de Falange Auténtica, ha tenido una atención considerable en los medios informativos malagueños. Si bien Málaga Hoy también llevó el asunto a portada, reproducimos íntegramente, por su particular interés, los reportajes de la edición malagueña de El Mundo, del diario Sur y de La Opinión de Málaga.

El Mundo titulaba "Ardales estrena alcalde tras 20 años gracias a los votos de Falange a IU" mientras que Sur y La Opinión de Málaga dedicaban sus portadas y varias páginas interiores a la noticia.

Leer más...

Fernando Sánchez Dragó dedicó el pasado miércoles su entradilla de opinión en el informativo nocturno de la cadena autonómica Telemadrid a la polémica generada por el apoyo de Falange Auténtica al candidato de Izquierda Unida-Los Verdes a la alcaldía de Ardales (Málaga). El director y presentador de Diario de la Noche -al que una vez más hemos de agradecer su probada valentía- se expresó, al abrir la emisión en directo del programa, en los siguientes términos:

"Ayer critiqué con aspereza el pactismo postelectoral que, haciendo caso omiso del querer y del sentir de los votantes, entrega en no pocos casos las riendas del poder municipal y autonómico a camarillas llamadas "de progreso" que son como tiendas de "todo a cien". No hay, sin embargo, regla que no admita excepción: lo único que, a mi juicio puede justificar el pactismo entre partidos minoritarios e ideológicamente opuestos, es la necesidad de impedir que el cargo de regidor municipal o de presidente autonómico sea ocupado por políticos sospechosos con fundamento de corrupción o de mala gestión.

Eso es lo que ha sucedido en la localidad malagueña de Ardales. No se trata, por más que lo parezca, de una película de Berlanga: Izquierda Unida y Falange Auténtica han llegado allí a un acuerdo para arrebatar la alcaldía al candidato socialista, un tal Salvador Pendón, del que los comunistas y los falangistas piensan -yo no puedo pronunciarme sobre ello porque no lo he verificado- que hace honor a su nombre.

Se infringe así el acuerdo de las direcciones regionales de los socialistas y de Izquierda Unida para formar gobiernos de coalición. La candidatura del PSOE fue la más votada en Ardales en las últimas elecciones, pero perdió la mayoría absoluta que había tenido los últimos dieciséis o diecisiete años. Gaspar Llamazares ha censurado el acuerdo y asegura que se abrirán expedientes disciplinarios para expulsar del partido a los cuatro concejales rebeldes. Éstos, si la amenaza se cumple, tendrían que pasar al Grupo Mixto.

Curioso episodio. Por una parte, aunque las siglas muevan a confusión, no deberíamos confundir Falange Auténtica -les aconsejo que entren en su web: se llevarán una sorpresa- con la Falange que fue franquista e intervino en la guerra civil. Les aseguro que nada tiene que ver la una con la otra. Lejos de ser consanguíneas son tajantemente antitéticas. Yo incluso pienso, entre bromas y veras, que lo que queda del antiguo "rojerío" en España -aunque añadiendo a la ideología tradicional de éste el patriotismo, el españolismo y el cristianismo- es precisamente Falange Auténtica. Entren, entren en su página web y se convencerán de que el acuerdo de Ardales no es tan pintoresco ni contranatura como a primera vista parece.

Leer más...

  • "Quizás pocos saben que hubo falangistas históricos entre los fundadores de Comisiones Obreras"
  • "Falange Auténtica no sólo no tuvo nada que ver con el gobierno de Franco sino que hizo una empecinada oposición"
  • "El sentido social de aquella gente -entre ellos Manuel Hedilla o Narciso Perales- rivalizaba con la izquierda de entonces y, con entera seguridad, estaba muy por encima de la que hoy sigue siendo llamada izquierda"
  • "Hay un parentesco bastante más directo entre el franquismo y algunos sectores del PP que entre los falangistas auténticos y el antiguo régimen. Y sin embargo nadie hace ascos a los acuerdos con los populares".

El diario La Opinión de Málaga del 19 de junio publica una colaboración del veterano periodista -de origen argentino y afincado en esta provincia andaluza- Horacio Eichelbaum, en el que realiza algunas sugestivas reflexiones a propósito del apoyo de FA a IU para la alcaldía de Ardales. Como es lógico en cualquier artículo de opinión, contiene afirmaciones que podríamos suscribir y otras que nos parecen más discutibles, pero en todo caso es un texto valiente que, por su interés y su aportación al debate, reproducimos íntegramente:

"CUIDADO CON LOS PURITANOS

La ignorancia de la ley no nos exime de cumplirla. La ignorancia de la historia no está penalizada.

Horacio Eichelbaum

El sistema democrático se mira al espejo y se ve bastante chungo pero luego empieza a hacerle carantoñas a su imagen y termina por decirse: "ya me ocuparé". Cada vez vota menos gente, pocos creen en el sistema de partidos y de todos modos no nos van a poner pegas en el club de Occidente, donde nadie se siente tan satisfecho como para andar vigilando a los demás. Allí está Occidente, promoviendo la ilegalización del partido ganador entre los palestinos, Hamás, y cortando así el paso a los intentos democráticos árabes, como ya lo hizo tantas veces (en Argelia o en Irán ya en los años 50) para poder decir después: "no están preparados para la democracia".

Los votantes no siempre dan una definición clara sobre quién debe gobernar. En algunas ocasiones dejan un puzzle que luego los políticos tienen que armar. En las sedes centrales de los partidos se cuecen pactos que obedecen a sus estrategias nacionales y hacen tabla rasa con los problemas concretos de cada municipio. A veces la gente vota "en positivo", para encumbrar a un partido o a un líder que le despierta esperanzas o que le parece honrado. Otras veces vota "en negativo", para desembarazarse del que les defraudó o que se ha enriquecido demasiado rápido. Y cuando se vota "en negativo" no siempre hay una opción clara para el cambio (si lo vieran claro, votarían "en positivo").

En Andalucía las direcciones regionales del PSOE y de IU firmaron un pacto para repartirse las alcaldías apoyando ambos a la lista más votada de las dos. El acuerdo funcionó bien en la inmensa mayoría de los municipios, pero no en todos.

El caso más curioso es el de Ardales, donde IU recibió los votos de dos concejales de Falange Auténtica. Aunque ni siquiera hubo un pacto formal, al menos por ahora, de inmediato empezaron a escucharse los reproches "ideológicos", tanto entre los políticos como entre algunos colegas.

Leer más...

El diario El País ha dedicado un reportaje al caso de Ardales, donde nuestro partido decidió favorecer el relevo democrático en la alcaldía votando al candidato de Izquierda Unida-Los Verdes:

"Reportaje: Incumplimientos del pacto de izquierdas
LA EXTRAVAGANCIA POLÁTICA DE ARDALES
Izquierda Unida gobernará el pueblo malagueño gracias a los votos de Falange Auténtica

Fernando J. Pérez. Ardales, 19/06/2007

Encaramado a una peña que dota a sus habitantes de frescor en verano y de cuestas todo el año, Ardales (Málaga 2.558 habitantes) vivió el sábado una escena peculiar, motivada por una configuración política local no menos extravagante. Los dos concejales de Falange Auténtica (FA), partido con representación en la localidad desde 1987 -cuando se presentaban bajo las siglas FE de las JONS- daban su apoyo a los cuatro ediles de Izquierda Unida, coalición teóricamente en las antípodas de las esencias joseantonianas. Acababan así 20 años de gobierno local del socialista Salvador Pendón, presidente de la Diputación de Málaga, que ganó las elecciones, aunque con una gran fuga de votos: de 1.076 en 2003 a 684 el 27-M, sólo 43 más que los logrados por IU.

La investidura con apoyo falangista ha costado al nuevo alcalde, Juan Calderón, y a sus tres compañeros de lista un expediente de expulsión de IU; y ha dado a FA -organización compuesta actualmente por "cuatro gatos", en palabras de su portavoz, Francisco Ortiz- una visibilidad de la que no disfrutaban desde la transición. Sin embargo, el ruido mediático y político que ha generado el cambio de alcalde y sus circunstancias no ha encontrado casi eco entre los habitantes de este pueblo de la comarca de Guadalteba.

Leer más...

Falange Auténtica se expresa a través de sus comunicados y campañas y de los editoriales de esta web. La organización no hace necesariamente suyas las opiniones vertidas en los artículos firmados.

Solidaridad con Argentina