Nació el Nacionalsincalismo con la intención de integrar al proletariado en un gran proyecto nacional. Ése es el sentido genuino e inicial de esta ideologia: hacer partícipe en el proyecto de la patria a las masas trabajadoras; resolver el problema de la justicia sin necesidad de arrollar los valores de la cultura y el espíritu, como amenazaba el marxismo.

Leer más...

El glamouroso reportaje de las ministras en la revista “Vogue” es, incuestionablemente, un error de imagen, una actuación a la que no se encuentra sentido desde ningún punto de vista que se la quiera abordar.

Los medios de comunicación lo han convertido en una serpiente de verano, a falta de noticias más jugosas que echarse a la boca. Y sus adversarios políticos han aprovechado, como era previsible, esta torpeza que les servían en bandeja.

Leer más...

Es frecuente oír entre los forofos de los programas políticos que los falangistas no lo tenemos. "¿Qué vais a hacer si por milagrosa coyuntura estuvierais al frente de las más altas responsabilidades?". Nosotros, los de F.A., los representantes del falangismo democrático, hacemos oídos sordos, porque sabemos que mucho más importante que el programa es el sentido, y esto lo tenemos bien cogido. Sabemos cuál es el norte, el talante y los talentos nos sobran.

Tenemos una Declaración de Principios tan clara como el agua, mucho más que cualquiera de esos panfletillos generalistas que se gastan ahora en los grandes partidos a derecha e izquierda.

Leer más...

Más de dos millones y medio de habitantes, cerca de un 22 por ciento de desempleo, una tasa de participación en el P.I.B. nacional de algo más del 5 % a pesar de representar el 6 y pico por ciento de la población nacional. Una región tradicionalmente exportadora de trabajadores, castigada por la crisis del sector primario y víctima de algunas de las desgracias ecológicas más trágicas de nuestro pasado reciente, bien representadas por la insistencia de sus bosques en arder en verano o la querencia de los petroleros desfasados por naufragar en sus costas.

Una tierra verde, estupenda, repleta de personas hospitalarias y amistosas, participes del proyecto español de siempre y siempre con el orgullo de quien sabe que sus raíces están salvaguardadas precisamente por su pertenencia a una patria mayor, que lejos de negar su realidad, siempre ha sabido presentarla como uno de los ejemplos más propios de españolidad y de perfecta integración en el conjunto de la nación.

Una región que necesita continuar en el camino de la convergencia con el resto de España, accediendo al mismo nivel de desarrollo del resto de la nación y que tiene la oportunidad de igualar su renta per capita al resto de la de España que esta un 20 % por encima de la gallega, a través de sus peculiaridades y de su oferta de productos y servicios de una calidad demostrada. Una población que merece más de lo que obtiene y que todavía tiene mucho que decir en el concierto de los pueblos españoles.

Leer más...

Falange Auténtica se expresa a través de sus comunicados y campañas y de los editoriales de esta web. La organización no hace necesariamente suyas las opiniones vertidas en los artículos firmados.

Solidaridad con Argentina