Cada día aumenta nuestra perplejidad al conocer las noticias sobre lo que está ocurriendo en nuestro País. Es todo un despropósito.

Los mismos problemas nos acechan a la mayoría de la población y desde hace tiempo, sin ser conscientes de ello, los ciudadanos nos acercamos cada día más en nuestras posturas y reivindicaciones.

Hemos llegado a tal extremo que a prácticamente nadie le identifica o interesa ser de izquierdas o derechas, lo único realmente importante es encontrar soluciones para salir de esta crisis que tan pésimas consecuencias está dejando, tanto a nivel de la microeconomía (economía doméstica) como respecto a nuestra imagen en el exterior, llegando incluso algún imbécil a burlarse de nosotros en programas satíricos de dudoso humor. Desgraciadamente, para algunos somos ya el hazmerreír de Europa.

Todos nos hemos visto obligados a aprender conceptos desconocidos anteriormente  por la mayoría, como la Prima de Riesgo, el IBEX, el PIB, los intereses que tenemos que pagar por el Rescate, que debió ser destinado a crear puestos de trabajo e incentivar a las pequeñas y medianas empresas y no para darle la utilidad que ha tenido finalmente, que ha sido capitalizar los bancos, los verdaderos dueños del cotarro, a costa de las penurias de los ciudadanos… y no hay día en que nos levantemos sin esperar la temida noticia sobre los recortes, subidas del IVA y tantos incumplimientos de las promesas electorales que llevaron al PP a conseguir la mayoría absoluta, empujada también por el desengaño popular ganado por los socialistas de siempre, que cuando llegan al poder, dejan al país en la más absoluta ruina, empezando por no reconocer la recesión económica y mucho menos aún la crisis que ya era evidente. Y de los casos de corrupción entre esta casta política y la Monarquía, ya ni hablamos… qué vergüenza.

Estamos cansados de oír cada día, como los dos grandes partidos se culpan unos a otros del desastre actual, pero los ciudadanos estamos hartos y queremos SOLUCIONES prácticas, directas y rápidas.

Ya no confiamos en los políticos porque nos han defraudado y engañado.

Es dramático que viendo los problemas graves que padecemos, surjan opciones extremistas desde los  autoproclamándose defensores de la patria con un marcado carácter xenófobo, hasta los neoestalinistas nostálgicos del Frente Popular.

La partidocracia no beneficia a la población, la condena al desastre, impidiendo además al pueblo en libertad optar por otros partidos que nos representen. Pero tampoco debemos admitir, en aras de la Libertad, que se legitimen opciones cuyo populismo no traerían más que desgracias aun mayores de las que tenemos y, por supuesto, hay que ilegalizar a aquellos cuyos programas son claramente de apoyo al terrorismo y que tienen representación parlamentaria con acceso al manejo de grandes cantidades de dinero y cuyos fines es fácil adivinar que serán cualquier cosa menos democráticos y legales.

Una forma de distraer la atención ante tantísimos problemas, es justamente lo que están haciendo muchas personas y colectivos, aplicando el dicho “Divide y Vencerás”.

La Guerra Civil hace ya muchos años que quedó atrás, a casi nadie interesa remover el pasado, reavivar tensiones y resentimientos que no conducen a nada positivo.

Ya no hay dos Españas: una Roja y otra Azul, una de Derechas y otra de Izquierdas, una de Vencedores y otra de Vencidos.

Existe una única Nación aunque desestructurada, dividida y maltrecha. Un País arruinado, sin esperanzas de futuro.

Unamos nuestras fuerzas, dejemos el pasado atrás y miremos hacia el futuro. Luchemos por lo que nos corresponde y es legalmente nuestro. Miremos a nuestro alrededor y ayudemos a aquellas personas que lo necesitan, porque hoy son ellos y mañana seremos el resto.

Denunciemos y unamos nuestras fuerzas en una lucha común, por el bien de las personas, por una vida digna, por la recuperación de los valores perdidos, por la verdadera democracia y la unidad nacional. No podemos consentir lo que nos están haciendo entre unos y otros.

Ya no existen los “colores”.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS