Ni subvenciones “sociatas” ni I.V.A. “pepero”

Construir una sociedad democrática es favorecer el acceso a la cultura, tanto a su producción como a su consumo. Ni a sociatas ni a peperos les ha interesado nunca

Por Mendelevio.

Quiero empezar el artículo disculpándome por el título. Mi problema es que me cuesta aplicar la palabra socialista al PSOE o la palabra popular al PP. Ni el PP ni el PSOE representan al pueblo, ni defienden sus intereses. Sus nombres son parte de las mentiras del sistema.

Los gobiernos "sociatas" (nacionales, autonómicos, provinciales o municipales) han fomentado un "gratis total" en temas de cultura y espectáculos. Han subvencionado directores de películas que no han ido a ver ni el que "asó la manteca". Han subvencionado conciertos, obras de teatro, exposiciones... de tal forma que han acostumbrado a la gente a ir gratis o a precios muy por debajo del coste. Esto ha perjudicado a los artistas no subvencionados,  ya que les cuesta  que la gente pague por verles.

El modelo "sociata" es insostenible económicamente. En tiempos de quiebra nacional, el coste de oportunidad de estas subvenciones repercute en educación, sanidad, seguridad y justicia. Además ha generado un clientelismo de estómagos agradecidos, que besan la mano de quienes reparten las subvenciones.

Han llegado los "peperos" (que de populares no tienen nada) y con la excusa de la crisis han eliminado las subvenciones (menos para algún amiguete).  Pero también han subido los impuestos a la cultura (desde el 8% al 21%). Tremendo. Una cosa es no subvencionar la cultura y otra es asaetearla a impuestos. Los españoles no llenan los teatros, ni las salas de conciertos... gravar con unos impuestos tan altos es hundir a los productores de cultura y desanimar a los clientes potenciales. Encima, no se recauda más y se convierte a España en un páramo cultural. Parece que los "peperos" no buscan recaudar más, sino aborregar al país, para entregarlo atado de pies y manos a los capitales internacionales.

Fomentemos un acceso libre a la cultura, a su producción y su consumo. Que el Estado no la distorsione, eligiendo quiénes son dignos de producir por medio de las subvenciones. Que tampoco imposibilite que alguien pueda vivir de la cultura con impuestos insoportables.

Construir una sociedad democrática es favorecer el acceso a la cultura, tanto a su producción como a su consumo. Ni a sociatas ni a peperos les ha interesado nunca.


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS