Por Flecha

Tengo que reconocer que no escucho la COPE, principalmente porque soy católico. Pero resulta que, para una vez que la escucho, ¡zas!, me encuentro con la periodista Cristina López Schlichting, presentadora del programa La Tarde con Cristina, ¡y menuda tarde! En un principio creí que había entendido mal, pero según la presentadora fue desnudando un pensamiento impropio de una radio de la Conferencia Episcopal, me fui dando cuenta de que no, que por desgracia había oido muy bien. La presentadora, que no sé como cuenta con el aplauso entusiasta de muchos católicos -debemos de ser de iglesias distintas- aconsejaba más realismo "a los agentes sociales y a las asociaciones provida". Para López Schlinchting, "de nada sirve plantear una batalla contra el aborto en una sociedad insensible". No me quiero imaginar los argumentos usados en la Alemania insensible que dio el poder a Hitler o en la Sudáfrica insensible del apartheid contra los nativos africanos. En este plan de desabortización, Cristina López Schlichting proponía "empezar por pedir las doce semanas como plazo máximo en todos los supuestos". Esto es, o así lo entiendo, que si hablásemos, por ejemplo, del apedreamiento que sufren miles de mujeres en el mundo, una medida sería "sólo tres piedras por hombre" o, si hablásemos de la oblación femenina, "sólo las que hayan nacido en día impar".

Leer más...

Por Raesvic

Lo que se esconde detrás de las noticias de la corrupción de las personas que intervienen en el urbanismo en España.

 

Se nos dice que alguien obtuvo información privilegiada, y eso no es legal. Se nos dice que alguien pagó comisiones ilegales a políticos o funcionarios para recalificar terrenos y que los que lo reciben y actúan a golpe de comisiones para ejercer sus funciones públicas han cometido un delito.

 

Se nos dice que una persona llamada El Pocero, ha construido un inmenso pueblo, y se nos dice que eso se ha hecho vulnerado los procedimientos públicos establecidos.

 

Y lo que no se dice, lo que no dicen los partidos y –curioso- tampoco los sindicatos (o al menos no lo dicen con un mensaje que cree opinión publica, corriente de opinión, ¿por qué será?-) es que esos fraudes a la ley y a los principios éticos, no son sino el síntoma, no son la enfermedad.

 

La enfermedad es que hemos perdido el norte de las prioridades y los valores, cuando se consiente que el techo, el hogar, sea un elemento económico especulativo de primer orden.

Leer más...

Por Bernardo Rivero

Roberto Brown (1773-1858), médico y botánico escocés, hizo un importante descubrimiento en 1827 cuando observaba al microscopio una suspensión de granos de polen de clarkia pulchella: éstos, lejos de permanecer quietos, se movían continuamente, al azar, cambiando su posición sin cesar en un movimiento realmente caótico. Este movimiento es debido a los impactos de las partículas invisibles constituyentes del agua, las moléculas, con las partículas relativamente grandes que forman la suspensión (en este caso los granos de polen). Albert Einstein explicó teóricamente el movimiento browniano en 1905 y el francés Perrin llevó a cabo posteriormente las experiencias definitivas (la teoría cinética de la materia tenía entonces una importantísima prueba experimental a su favor; y ello poco después del suicidio de Boltzmann).

Pero, ¿no nos recuerda nuestra vida a un movimiento browniano? ¿No es nuestro existir una sucesión de movimientos caóticos, sin rumbo fijo? ¿No es nuestra vida un continuo avanzar y retroceder, un actuar sin saber la causa que nos mueve, sin saber realmente el fin de nuestras desordenadas acciones? ¿Tiene significado y propósito nuestra vida? ¿Sabemos qué rumbo debemos tomar, o simplemente dejamos que los impactos externos nos desplacen sin fin, azarosamente, no alcanzando jamás una meta, no llegando a ninguna parte? ¿Sobrevivimos en el coloide vital o acaso vivimos con un objetivo? Desgraciadamente creo que la mayoría de nosotros somos meros granos de polen en browniana agitación. La filósofa y pionera feminista británica Mary Wollstonecraft (1759-1797), madre de Mary Shelley (la autora de Frankestein), escribió certeramente: "Nada contribuye más a tranquilizar la mente como un firme propósito, un punto en el que el alma pueda fijar su ojo intelectual".

Leer más...

Por Raesvic

Un etarra, Vicario Setién, es decir, una persona que pertenece a una organización terrorista, criminal, que abierta y públicamente expresa orgulloso la pertenencia a este grupo -que les llamamos humanos, porque nuestra fe es mas fuerte que el odio que sus atrocidades pueden ejercer sobre nuestras conciencias-, condenado por otros delitos de sangre, ha sido absuelto de secuestro porque a un fiscal se le ha olvidado la petición de la práctica de una prueba. Por cierto, ¿Vicario y Setién? ¿ETA nació en un seminario? Dios los cría y ellos se reparten los nombres y las víctimas.

Leer más...

Por Flecha

Llegó la navidad y llegó también el mercadillo de las conciencias, para tenerla limpia durante estas fechas. Campañas y más campañas de limpieza, en prensa, radio y televisión. Famosos y famosotes, vividores del día y la noche, nos intentan convencer de lo que algunos vemos durante todo el año: el hambre. Hasta los grandes hermanos de la telebasura nos intentan convencer sorprendidos de que en este planeta exista gente que pasa hambre ¿sólo en navidad? Apadrinamientos, limosnas, donaciones, telemaratones, mercadillos benéficos, recogida de alimentos… todo vale para lavar nuestras conciencias llegada la navidad, como si el resto del año no estuviesen condenados a morirse de hambre dos tercios del planeta.

Leer más...

Falange Auténtica se expresa a través de sus comunicados y campañas y de los editoriales de esta web. La organización no hace necesariamente suyas las opiniones vertidas en los artículos firmados.

Solidaridad con Argentina