Por Miriam Ben Ami

Falange Auténtica tiene nombre de mujer.

Decir "mujer trabajadora es un pleonasmo; tanto como decir "falangista feminista. Porque no queremos la igualdad con el hombre, queremos reafirmar nuestra identidad de género. Somos mujeres y queremos seguir siéndolo y avanzar como tales en una sociedad en la que se reconozca nuestra contribución, con nuestros valores y formas de enfrentarnos a la vida.

No aceptamos halagos, ni piropos, ni florecitas en un día como hoy. No estamos para fiestas.

Queremos que se nos garantice una auténtica conciliación de la vida familiar y laboral, no unas migajas insuficientes; queremos que se acabe con la violencia de género no una ley misógina que nos convierte en víctimas propiciatorias; queremos que se persiga a quienes esclavizan a la mujer para vender sus cuerpos, no que se les considere "empresarios de hostelería; queremos oportunidades de igualdad en el acceso a los puestos de responsabilidad para los que seamos aptas, no paridades artificiosas que nos convierten en "floreros de cuota.

Queremos educación, en definitiva, para que tantos burkas  y tanta ablación mental y física de los hombres deje de recaer sobre nosotras.


Por Justo Hernández

Mientras a este lado de los Pirineos la máxima expresión de rebeldía juvenil, parece ser la celebración de macrobotellones, la juventud francesa está de nuevo en la calle; y ya no se puede decir que se trata de emigrantes excluidos que queman coches. La clave de las protestas está en la devastación de unos derechos sociales y laborales edificados durante largo tiempo por un movimiento obrero vigoroso que ahora intenta ser castrado desde imperativos neoliberales.

Francia registró en la última década en desempleo promedio superior a 10 por ciento -uno de los peores de la Unión Europea-, en tanto el paro entre los jóvenes menores de 25 años se situó en 20 puntos porcentuales durante casi una generación.
Las precarias condiciones de ocupación entre la juventud francesa llevaron a que los graduados universitarios emigren a otras naciones de la UE, en especial, Irlanda, en busca de mejores opciones laborales.

El  jefe del Gobierno conservador, Dominique de Villepin se ha sacado de la manga el CPE (Contrato de Primer Empleo), que algunos traducen "CPE: C como desempleado ("chomeur" en francés), P como precario y E como explotados", y que  supone una vuelta de tuerca más hacia la desregulación total del mercado de trabajo y un posible aviso de lo que nos espera al resto de trabajadores europeos.

Leer más...

Por Antonio Pérez Bencomo

Antes de iniciarse en Viena la IV Cumbre de mandatarios de la Unión Europea, Iberoamérica y El Caribe , el Presidente de Bolivia Evo Morales seha vuelto a descolgar con unas declaraciones que dejan a las claras cuál es el talante de este indivíduo.

Afirma Morales que aún no ha visto un gesto del Presidente del Gobierno español en cuanto a las ayudas prometidas por éste, lo cual no nos extraña porque ya estamos habituados aquí al incumplimiento de ZP a la palabra dada y a la alegría con la que asume compromisos que luego es incapaz de cumplir. Pero lo que nos llama la atención de las palabras del máximo mandatario boliviano es algo que, como españoles, nos ofende y que por  faltar al rigor histórico y a las mínimas normas de la cortesía diplomática (algo natural en un sujeto como Éste, iletrado y carente de educación) nuestro gobierno no debería tolerar.

Leer más...


Por Alonso Goya

Punto 1 del Artículo 56 de la Constitución Española " El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones, asume la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica, y ejerce las funciones que le atribuyen expresamente la Constitución y las leyes.

Punto 1 del Artículo 61 de la Constitución Española "El Rey, al ser proclamado ante las Cortes Generales, prestará juramento de desempeñar fielmente sus funciones, guardar la Constitución y las leyes y respetar los derechos de los ciudadanos y de las Comunidades Autónomas.

Éstos son dos de los preceptos que, obligatoriamente, debe cumplir el Rey de España y, obviamente, la Institución que él representa y éstos son los preceptos que incumple y lleva incumpliendo desde su coronación. Preceptos, éstos, que cobran, si cabe, su grado casi más álgido – digo casi porque todavía, me temo, no hemos visto ni vivido lo peor que, por desgracia, está por llegar – desde que este despropósito comenzó a gestarse.

Sólo por estos motivos, la monarquía impuesta por el dictador Franco cuando lo dejó todo atado y bien atado, debería dejar de existir en nuestra patria. Pero éste no es el único motivo; hay más.

Leer más...

Fernando Navarro

Desde hace décadas, el cine español ha recibido cuantiosas subvenciones para la "promoción del cine español. Por esta razón, se han mantenido películas con un éxito de público y de crítica realmente bajo. Sin embargo, de cuando en cuando se producen algunas películas que se muestran rentables por sí solas, sin necesidad de mantenerse del bolsillo del contribuyente.

Leer más...

Falange Auténtica se expresa a través de sus comunicados y campañas y de los editoriales de esta web. La organización no hace necesariamente suyas las opiniones vertidas en los artículos firmados.

Solidaridad con Argentina