Por Martín Alhaja

La Duquesa de Alba, Cayetana Fitz-James Stuart, recibió del Presidente del Partido Socialista de España y del Gobierno autonómico andaluz, Manuel Chaves, el título de "Hija Predilecta de Andalucía el pasado 28 de febrero.

Tan solemne acto, fue deslucido por la irrupción de un nutrido grupo de jornaleros que denunciaron a la mayor terrateniente de España, que ni siquiera cumple el convenio colectivo del campo; "lógicamente la policía se despachó a gusto contra los manifestantes, corriéndoles democráticamente a porrazos.

Cayetana Fitz-James Stuart (Duquesa de Alba) es la mayor poseedora del mundo en títulos aristocráticos y nobiliarios, veinte veces Grande de España, con un patrimonio multimillonario en palacios, empresas, negocios y cortijos, propietaria de 34.000 hectáreas de tierra, por las que recibe anualmente una fortuna en subvenciones de 1.885.000 euros, procedente de los fondos agrícolas comunitarios.

Leer más...

Por Alfonso David Valenzuela Morón

En 1919 el diario socialista de París L´Humanité publicó una carta dirigida por un padre socialista a su hijo. Trataba de la enseñanza de la religión y fue escrita con tan buen sentido y con tanta honradez, que la creo digna de ser conocida en tiempos tan confusos como los actuales. Dice así:

"Querido hijo: me pides un justificativo que te exima de cursar la religión, un poco por tener la gloria de proceder de distinta manera que la mayor parte de los condiscípulos, y temo que también un poco para parecer digno hijo de un hombre que no tiene convicciones religiosas. Este justificativo, querido hijo, no te lo envío ni te lo enviaré jamás. No es porque desee que seas clerical, a pesar de que no hay en esto ningún peligro, ni lo hay tampoco en que profeses las creencias que te expondrá el profesor. Cuando tengas la edad suficiente para juzgar, serás completamente libre; pero tengo empeño decidido en que tu instrucción y tu educación sean completas, y no lo serían sin un estudio serio de la religión.

Te parecerá extraño este lenguaje después de haber oído tan bellas declaraciones mías sobre esta cuestión; son, hijo mío, declaraciones buenas para arrastrar a algunos, pero que están en pugna con el más elemental buen sentido. ¿Cómo sería completa tu instrucción sin un conocimiento suficiente de las cuestiones religiosas sobre las cuales todo el mundo discute? ¿Quisieras tú, por ignorancia voluntaria, no poder decir ni una palabra sobre estos asuntos sin exponerte a soltar un disparate?

Leer más...


Por Justo Hernández

Mientras a este lado de los Pirineos la máxima expresión de rebeldía juvenil, parece ser la celebración de macrobotellones, la juventud francesa está de nuevo en la calle; y ya no se puede decir que se trata de emigrantes excluidos que queman coches. La clave de las protestas está en la devastación de unos derechos sociales y laborales edificados durante largo tiempo por un movimiento obrero vigoroso que ahora intenta ser castrado desde imperativos neoliberales.

Francia registró en la última década en desempleo promedio superior a 10 por ciento -uno de los peores de la Unión Europea-, en tanto el paro entre los jóvenes menores de 25 años se situó en 20 puntos porcentuales durante casi una generación.
Las precarias condiciones de ocupación entre la juventud francesa llevaron a que los graduados universitarios emigren a otras naciones de la UE, en especial, Irlanda, en busca de mejores opciones laborales.

El  jefe del Gobierno conservador, Dominique de Villepin se ha sacado de la manga el CPE (Contrato de Primer Empleo), que algunos traducen "CPE: C como desempleado ("chomeur" en francés), P como precario y E como explotados", y que  supone una vuelta de tuerca más hacia la desregulación total del mercado de trabajo y un posible aviso de lo que nos espera al resto de trabajadores europeos.

Leer más...


Por Miriam Ben Ami

Falange Auténtica tiene nombre de mujer.

Decir "mujer trabajadora es un pleonasmo; tanto como decir "falangista feminista. Porque no queremos la igualdad con el hombre, queremos reafirmar nuestra identidad de género. Somos mujeres y queremos seguir siéndolo y avanzar como tales en una sociedad en la que se reconozca nuestra contribución, con nuestros valores y formas de enfrentarnos a la vida.

No aceptamos halagos, ni piropos, ni florecitas en un día como hoy. No estamos para fiestas.

Queremos que se nos garantice una auténtica conciliación de la vida familiar y laboral, no unas migajas insuficientes; queremos que se acabe con la violencia de género no una ley misógina que nos convierte en víctimas propiciatorias; queremos que se persiga a quienes esclavizan a la mujer para vender sus cuerpos, no que se les considere "empresarios de hostelería; queremos oportunidades de igualdad en el acceso a los puestos de responsabilidad para los que seamos aptas, no paridades artificiosas que nos convierten en "floreros de cuota.

Queremos educación, en definitiva, para que tantos burkas  y tanta ablación mental y física de los hombres deje de recaer sobre nosotras.


Por Alonso Goya

Punto 1 del Artículo 56 de la Constitución Española " El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones, asume la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica, y ejerce las funciones que le atribuyen expresamente la Constitución y las leyes.

Punto 1 del Artículo 61 de la Constitución Española "El Rey, al ser proclamado ante las Cortes Generales, prestará juramento de desempeñar fielmente sus funciones, guardar la Constitución y las leyes y respetar los derechos de los ciudadanos y de las Comunidades Autónomas.

Éstos son dos de los preceptos que, obligatoriamente, debe cumplir el Rey de España y, obviamente, la Institución que él representa y éstos son los preceptos que incumple y lleva incumpliendo desde su coronación. Preceptos, éstos, que cobran, si cabe, su grado casi más álgido – digo casi porque todavía, me temo, no hemos visto ni vivido lo peor que, por desgracia, está por llegar – desde que este despropósito comenzó a gestarse.

Sólo por estos motivos, la monarquía impuesta por el dictador Franco cuando lo dejó todo atado y bien atado, debería dejar de existir en nuestra patria. Pero éste no es el único motivo; hay más.

Leer más...