Es  lamentable que la Violencia de Género sea un tema tan candente y escandaloso, que vivimos cada día y que desgraciadamente forma parte de nuestras vidas por lo habitual de las noticias que genera y que ya a nadie escandalizan.

Aunque el mayor porcentaje, con diferencia, lo sufren las mujeres, también hay hombres que son igualmente maltratados y mención especial merecen los niños.

En este artículo vamos a centrarnos en las mujeres, por ser el sexo más perjudicado, en cuanto a cantidad de homicidios se refiere.

Leer más...

Por Mendelevio

Los liberales españoles  se han dedicado los últimos doscientos años a malvender las riquezas naturales o las empresas creadas por regímenes no liberales. También se han dedicado a apuntalar empresas privadas ineficaces con el dinero de todos.

En el siglo XIX malvendieron las tierras de la iglesia, de la beneficencia  y de los ayuntamientos a los ricos de siempre y a gentes vinculadas con el poder. El precio lo pagaron los ayuntamientos que se quedaron sin ingresos, los campesinos que vieron desaparecer las tierras comunales,  los más desfavorecidos a los que hurtaron  los hospitales y colegios de beneficencia  y la nación en general con la pérdida de un gran patrimonio artístico y graves problemas de erosión. A cambio lo único que recibió la sociedad fue perpetuar el atraso en agricultura. Los terratenientes estaban más motivados a aumentar la producción comprando tierras en subastas amañadas que en introducir innovaciones o maquinaria. Se demostró la falacia de "la tragedia de los bienes comunales". La propiedad privada no hizo más eficiente la producción. Las tierras comunales estaban en explotación desde hacía casi mil años.

Leer más...

Antes de huir en estrellada cita
lejos y clara, mirada serena,
dirigió a Dios su carga llevadera
y a España le ofreció, dulce y marchita.

Acoge Dios cual canto de alabanza
el corazón que va a dejar el suelo
y, sin dejar que se convierta en duelo,
le duerme en una España de Alianza.

"Como en aquel madero duro y frío
tu Patria está sin sol, abandonada...
Mas..., mi Costado abierto no en baldío

levantará su vida en alborada,
flores y frutos de singular estío,
José Antonio, hijo mío, hijo de España"

Mercedes Colubi

(El primer soneto que hago en mi vida, dedicado con admiración a José Antonio Primo de Rivera y a mi amigo José Mª Tuñón Aza)

Ya lo creo que si, claro que hay ideas que por si solas ya delinquen; y no pensemos, por supuesto, sólo en el comunismo salvaje de Stalin o Pol Pot o en las ideas racistas que concibió un Tercer Reich exterminador.

El capitalismo salvaje, aunque perfumado, discreto en los métodos y sin alzar la voz es igual de dañino. Desde pequeñitos se nos enseña que el que resiste gana aunque sea a machete y sin hacer prisioneros, que lo que hay que hacer es prepararse pero no para ser un gran ser humano sino para el enriquecimiento material abundante y presto pues eso es "triunfar en la vida". Tanto tienes tanto vales.

Se nos venden como ídolos personajes que con los años terminan presos en su inmensa minoría aunque les hemos visto apadrinando fundaciones o dando donativos enormes en su cantidad, que apacigüan sus conciencias y les hace más llevadero el sudor que produce tener a cincuenta grados un africanito en sus brazos. Y es que el capitalismo es también, como áquellos,  intrínseca y nuclearmente ateo; el capitalismo es la negación más absoluta del amor al prójimo porque por más que traten de engañarnos el camello terminará por no pasar por el ojo de la aguja, aunque tratará de comprarla para hacer el ojal más grande y a su medida; el capitalismo es el sobre, la bolsa de deporte llena y bajo cuerda, la riqueza en el paraiso terrenal que ha de cerrarnos el celestial, pero eso ahora a quién le importa, comamos y bebamos que mañana ayunaremos.

Y después de que un desahuciado por un banco se tire por el balcón o que una pobre emigrante abandone a su bebé a la puerta de un hospital por no poder mantenerle, díganme con la mano en el corazón si el capitalismo no es un asesino.

Alberto

Falange Auténtica se expresa a través de sus comunicados y campañas y de los editoriales de esta web. La organización no hace necesariamente suyas las opiniones vertidas en los artículos firmados.

Solidaridad con Argentina