Colaboraciones

Artículos de opinión

Ha levantado recientemente algún revuelo en medios digitales, la noticia de que el nuevo Director General de El Corte Inglés, Dimas Rodrigo Gimeno Álvarez, apareció años atrás en listas electorales de Falange Española Independiente…¿y?. El tema no ha trascendido a los grandes medios de comunicación por dos posibles motivos: uno, que no se considere relevante, cada uno es libre de participar activamente en la vida política española desde cualquier posición legal que considere oportuna, o debería ser así sin menoscabo de ningún tipo para su vida social y profesional. Pero me temo que el verdadero motivo será otro, el que los medios no se la juegan con la jugosa publicidad de El Corte Inglés, ¿qué su Director General fue candidato falangista?, como si se dedicaba por las noches a actuar de drag queen en un sarao, la pela es la pela…

Dimas Rodrigo Gimeno Álvarez, nuevo Director General de El Corte Inglés

Leer más...

No vamos a hablar en este artículo de macroeconomía porque ya estamos bastante informados por las noticias de cada día, en todos los medios de comunicación.

Quiero resaltar de una forma muy especial, el tema microeconómico, que nos afecta directamente a la economía de nuestras familias, lo que denominamos “economía doméstica” y para ello vamos a reflejar unos datos espeluznante porque afecta de forma directa e indirecta a miles de familias españolas.

Leer más...

Tomo prestado el título de la película de Clint Eastwood para reflexionar brevemente sobre el tan traído y llevado tema de los viejos símbolos. Acabamos de ver una gran ikurriña desplegada sobre la fachada del Ayuntamiento de Pamplona, ocultando a la Enseña nacional y a la roja bandera que luce las cadenas que los navarros supieron ganarse en la Reconquista de España, en la otrora tan “nacional” Plaza del Castillo, magníficamente recreada por Rafael García Serrano,  hoy escaparate de guiris borrachos y manipulaciones separatistas aprovechando la fiesta de todos. Allí estuvo Hemingway tras sus dobladas campanas y sus crónicas desde la zona republicana, viviendo a cuerpo de rey y estomago de Cuba, en plena España franquista. Los vascos separatistas van a lo suyo y, que duda cabe, son audaces a la hora de llamar la atención. Pero no pasa nada, aquí todo el mundo tiene derecho a la libre expresión de sus ideas, ¿todos? quizás no los falangistas.

Leer más...

Imagínense por un momento que yo soy un ciudadano andaluz que en su día pensó que un gobierno social demócrata era lo mejor para una región con lustros de padecimientos en manos de señoritos de derechas, que el PP andaluz no tiene, ni ha tenido, ni un político de nivel para cambiar eso, le doy mi voto al PSOE y, por lo tanto, a Manuel Chaves, como presidente de la Junta de Andalucía, y entonces ahora me pregunto cómo mi voto ha llegado a una presidenta que es del mismo partido pero que no ha elegido nadie, salvo el que sucedió a Chaves también a dedo, que es una trepa de partido sin oficio ni beneficio (bueno, beneficio más del que se merece) que además gobierna en coalición con los comunistas, rara democracia esta ¿no?. Pues además resulta que los dos partidos mayoritarios han llegado a unos niveles de corrupción y enriquecimiento ilícito que difícilmente aguantarían en cualquier país civilizado de Europa. Como palmeros ocasionales de unos y otros, unos partidos en la oposición que, mayoritariamente, son grupos nacionalistas que abominan de la nación española, pero se aprovechan del sistema y, cada uno en su feudo, imitan las corruptelas de PP y PSOE.

Leer más...

"El mejor medio de hacer bien a los pobres
no es darles limosna,
sino hacer que puedan vivir sin ella"
Benjamín Franklin (Estadísta y Científico)

Bravo por el padre Ángel, bravo por Cáritas y todas las ONG´S que se dedican a ayudar a los demás, pero eso... eso no es Justicia Social.

Justicia Social es participar en los beneficios de la empresa, tener un salario digno que cubra algo más que las necesidades básicas, desempeñar un trabajo remunerado por tiempo indefinido, que las horas extras se abonen, o mejor, sirvan para crear empleo, que no se indemnice en veinte días por año de servicio, que a un mismo trabajo la mujer cobre el mismo sueldo que el hombre, que la banca dé créditos con tipos razonables y sin suelo...

Pero el culpable de que esto no sea así no es la Iglesia Católica y su tratamiento fiscal aprobado por acuerdos con la Santa Sede (no lo olvidemos nunca). Los culpables son los gobiernos de izquierda y su odio secular y tardomarxista a la religión que, obsesionados con ello, son incapaces de crear una riqueza que no sea subvencionada y también esa derecha encharcada de un capitalismo amoral y anestesiada por la droga de la búsqueda del beneficio, que luego solo es repartido a manos llenas entre ellos mismos.

Cuando se alcance la Justicia Social el mediático y admirable padre Ángel quizá no tenga necesidad de madrugar tanto.

Alberto