Por Mendelevio.                                                                                       

Los mayores problemas de España no son la ralea de políticos que la han esquilmado los últimos 30 años. Ellos simplemente han agravado los problemas con su incompetencia, sus latrocinios y su traición. España tiene graves problemas morales y materiales. Los morales están relacionados con la pérdida de cualquier valor que nos haga buscar el bien común. Los problemas materiales son la quiebra social y el suicidio demográfico de España.

España está quebrada financieramente, pero es más preocupante su quiebra social. Se dispara la pobreza infantil, algo que debe dar nauseas a cualquier persona de bien. Los últimos datos difundidos por UNICEF dejan en muy mal lugar a España[1].  Cáritas  también ha puesto en evidencia el aumento de la exclusión social:   “El núcleo central de la sociedad española, que llamamos integración plena, es ya una estricta minoría. La población excluida en España representa ya el 25%: más de 11,7 millones de personas. Y lo que es más grave, de ellas, 5 millones se encuentran en exclusión severa” [2]. La reacción de Rajoy ante esos datos no ha sido intentar atajar el problema, sino tratar de evitar que se publicara el informe. Marchamos hacia una sociedad dual de excluidos e integrados a pasos agigantados. Según denuncia OXFAM [3]Intermon España es el segundo país de la Unión Europea con más desigualdad, después de Letonia.

Imagen 1: fuente José Félix Tezanos: La explicación sociológica: una introducción a la sociología (1996)

El futuro demográfico de España se presenta tétrico. Un país que perderá población a partir de 2015, y que envejecerá rápida e irreversiblemente. Un país sin futuro. Las previsiones del INE [4] son para ponerse a temblar. Si la natalidad era baja antes de la crisis; el paro, la precariedad laboral y la emigración de nuestros jóvenes convierten a España en un páramo yermo.  Jóvenes sin trabajo - o un trabajo precario, ultra temporal y mal pagado - no se pueden plantear formar familias. Las reformas laborales han intentado ganar competitividad por medio de pisar los derechos laborales. Se trata de competir  con los trabajadores asiáticos en precariedad. La factura de esta cortedad de miras es el suicidio demográfico como país.

 

Imagen 2: fuente www.ine.es/prensa/prensa.htm

Imagen 3: Fuente www.ine.es/prensa/prensa.htm

Mientras nuestra casta política ni siquiera se plantea la posibilidad de hacer nada por solucionar estos problemas. Sólo legisla mirando al FMI o a la Unión Europea. Se legisla para salvar al euro, no para salvar a la sociedad. Los políticos españoles sólo buscan palmaditas en la espalda en las cumbres europeas, que les garanticen jubilaciones de oro en algún organismo internacional. Lo que están haciendo es traición. A los españoles de hoy y de mañana. Nos han robado el futuro.

 


[1] http://www.unicef.es/actualidad-documentacion/noticias/el-impacto-de-la-crisis-economica-en-el-bienestar-infantil-en-los

[2] VII Informe sobre exclusión y desarrollo social en España 2014. FOESSA

[3] http://www.oxfam.org/es/informes/iguales-acabemos-con-la-desigualdad-extrema

[4] http://www.ine.es/prensa/np870.pdf

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS